COMING SOON...

Alta Gracia

Se desarrolló exitosamente el encuentro de pueblos fumigados en Alta Gracia

Un centenar de vecinos de Alta Gracia y la zona y de otros puntos de la provincia participaron del 18° Encuentro de Pueblos Fumigados que se desarrolló en Crecer, organizado por el colectivo Paren de Fumigar y el Taller del Dragón de Anisacate. Una asamblea, talleres y la celebración kolla de la pachamama, conformaron una jornada de trabajo intenso.

La jornada comenzó a media mañana del sábado primaveral, con la asamblea periódica del colectivo Paren de Fumigar, con representantes de distintas filiales de toda la provincia. En ella, se puso énfasis en fortalecer la comunicación interna y hacia el exterior del grupo, se compartieron estrategias posibles para lograr un compromiso político de las autoridades en hacer cumplir las normas que limitan el uso de agroquímicos en la producción y se acordó una nueva reunión para fines de septiembre en Río Ceballos.

Posteriormente, a la siesta, se llevaron adelante tres talleres. En primer término, Medardo Ávila Vázquez, médico, expuso acerca de los perjuicios que genera el uso de agroquímicos en la salud de las personas y en el medio ambiente en general. Miembro del grupo de “médicos fumigados” que llevó adelante el año pasado un encuentro de importantes características en la Universidad Nacional de Córdoba sobre este tema, Ávila Vázquez advirtió que el mayor enemigo a enfrentar no es un determinado elemento químico, sino el modelo productivo actual, que exige una mayor rentabilidad a costa de la salud de vecinos colindantes a los campos, productores y trabajadores rurales.

A continuación, Darío Ávila, abogado y miembro de la querella en la causa en la que vecinas del barrio Ituzaingó Anexo de la ciudad de Córdoba (las conocidas “Madres”) han sentado en el banquillo de los acusados a dos productores y un fumigador y han logrado impulsar una ordenanza municipal por la que se obliga a fumigar a 2500 metros de los hogares, expuso a través de un power point, los puntos más sobresalientes de la Ley de Agroquímicos de la Provincia (la 9164) y aquellos de la Constitución Provincial y de la Constitución Nacional donde se deja sentado que cualquier derecho de empresa es menor que el derecho a la vida y a un ambiente sano. El abogado dijo que las Cartas Magnas son muy nobles y que la 9164 debería retocarse, aunque apuntó que el mayor problema no son las leyes, sino que la Justicia, “por desconocimiento, por apatía o por la intromisión de intereses particulares” no actúa conforme a estas letras y no ejerce el debido control. Y en este sentido, manifestó que la única forma de comprometer a los jueces a tener en cuenta estos puntos, es con la gente en la calle.

Particularmente, en este momento de la tarde fueron importantes los aportes de vecinas de Barrio Ituzaingó Anexo que estaban presentes en el auditorio. También tomaron la palabra con comentarios y preguntas, vecinos de Anisacate que destacaron que aquella localidad tiene una resolución que la cataloga “Libre de Agroquímicos” pero que fallan los controles en este sentido. De Alta Gracia, vecinos de barrio Portales del Sol se manifestaron en este sentido, destacando la existencia de una ordenanza sobre agroquímicos que fue sancionada fruto de la lucha de los vecinos, pero que es desoída por los funcionarios.

En tercer término y con la noche encima, el último taller de la tarde estuvo a cargo de Claudio Sarmiento, docente de la Facultad de Veterinaria y Agronomía de la Universidad Nacional de Río Cuarto, quien, a través de un video y con aportes orales al principio y al final, expuso sobre la posibilidad real y concreta de desarrollar un modelo productivo orgánico, es decir sin necesidad de acudir a agroquímicos. El video en cuestión mostraba experiencias del sur de la Provincia de Córdoba, donde productores con campos que iban de las 2 hectáreas a las 4 mil, desarrollaban exitosamente sus actividades, de un modo orgánico. Sarmiento adjudicó el desconocimiento de este tipo de experiencias a intereses creados por empresas multinacionales, pero principalmente a la falta de promoción por ignorancia o desinterés por parte de los estados. “A mis colegas que les muestro estas experiencias, quedan sorprendidos”, dijo.

Una celebración a la Pachamama en el patio de la institución, a través de la tradición Kolla, marcó el cierre de una jornada que contó además, con stands donde se pusieron a disposición libros, folletos y videos que aportaban a lo expuesto; además de productos de elaboración orgánica, elaborados por productores que estuvieron presentes en la jornada.

Virginia Azzara, miembro del Colectivo Paren de Fumigar y del Taller del Dragón de Anisacate, hizo un balance positivo de la actividad. Destacó la cantidad de vecinos que participó, también la colaboración de otros grupos en la organización y el nivel de los contenidos debatidos. Reflexionó que el problema en torno de las fumigaciones con agroquímicos tiene que ver fundamentalmente con voluntad política de los gobernantes y consideró que  “El colectivo tiene que pensar formas para hacer que las leyes se cumplan”.