PENSANDO...

Nacionales, Sociedad

Contra el Fracking: Los frutos de la lucha social

Cinco Saltos (Río Negro), es la primera ciudad en Latinoamérica que se declaró libre de la fractura hidráulica (Fracking). Luego de un arduo trabajo social, el Concejo Deliberante prohibió la actividad en el ejido.

 Luego de una gran cantidad de intervenciones artísticas y políticas, la participación social a través de la Asamblea Permanente del Comahue por el Agua (APCA) logró su primera victoria. Es que en Cinco Saltos, una ciudad ríonegrina de 25 mil habitantes, el 20 de diciembre de 2012 se aprobó por unanimidad una ordenanza en la que se prohíbe el uso de este método de extracción en el ejido municipal.

“La fracturación hidráulica o fractura hidráulica es una técnica para posibilitar o aumentar la extracción de gas y petróleo del subsuelo. El procedimiento consiste en la inyección a presión de algún material en el terreno, con el objetivo de ampliar las fracturas existentes en el sustrato rocoso que encierra el gas o el petróleo, y favoreciendo así su salida hacia el exterior. Habitualmente el material inyectado es agua con arena y productos químicos, aunque ocasionalmente se pueden emplear espumas o gases”.

Así caracteriza la página Wikipedia a la fracturación hidráulica o Fracking, una actividad que según la manifestación de diferentes organizaciones sociales, se está llevando a cabo en Argentina y que es altamente contaminante para los cursos de agua y que produce olores nauseabundos, lo que perjudica a los vecinos de la zona de los pozos. Ante ello, en Río Negro y en Neuquén, está trabajando desde mediados de 2012 la APCA, que está integrada por diferentes espacios vecinales y sociales que luchan contra este método.

“Se logró porque los argumentos son desde el punto de vista técnico. Técnicamente es una actividad imposible de controlar. Y ante eso, los concejales somos tipos comunes, no tenemos acuerdos con las multinacionales, ni con nada que se le parezca”, explicó José Chandía, concejal por el Partido Comunista en Cinco Saltos, y autor de la Ordenanza. En esta causa, Chandía dio un mérito principal al apoyo social.

 

CONTINUIDAD DE LA LUCHA

“Alrededor de mayo salió una convocatoria de varios sectores preocupados por el agua. Había pequeños grupos con el mismo objetivo pero desconectados”, contó Néstor Ventoso uno de los referentes del APCA. El grupo que trabaja en diferentes ciudades y pueblos del Alto Valle (zona que comprende el oeste de Neuquén y este de Río Negro), también ha logrado que otros Concejos Deliberantes se pronuncien en contra del método, con la posibilidad de repetir la experiencia de Cinco Saltos. Uno de ellos es Allen (Río Negro), en donde los vecinos sospechan que se ha usado esta forma de extracción no convencional, pero que no se pudo confirmar debido a la nula información que brindan las empresas.

 

 

Por Diego Heredia (dheredia@diariotortuga.com)