EN UN TOQUE...

Alta Gracia, Deportes

Alejo Arzubialde: “El deporte ayuda a tener una mejor calidad de vida”

Profesor de Educación Física desde siempre, después de sufrir una enfermedad, comenzó a manejarse en silla de ruedas. Lejos de abandonar la práctica deportiva, “Alejo” se volcó por la natación adaptada. Diez años después, entrena para el Club Atlético River Plate de Buenos Aires y ha cosechado dos medallas de bronce en los últimos dos Torneos Parapanamericanos, representando a la selección argentina.

En lo que va del año, dejó pasar una competencia en Justiniano Posse porque no había entrenado lo suficiente y se topó, casi por casualidad, con la posibilidad de participar en tres pruebas de aguas abiertas. Ya estuvo en las primeras, en Villa Rumipal y recientemente, en Villa María. Aguas abiertas no es la disciplina en la que mejor se maneja, pero evalúa positivamente su rendimiento: “En la general no salí ni primero ni último”.

 

RENACER DEPORTIVO

Alejandro Arzubialde, “Alejo”, ha practicado muchos deportes en sus 46 años de vida y es, además, reconocido profesor de Educación Física en la ciudad. Su acercamiento a la natación se dio como consecuencia de una necrosis que le atacó la cervical después de superar un tratamiento por una leucemia: “A fines de 2001 empecé con algunos trastornos en las piernas, en 2002 ya no caminaba y tuve que pasar a una silla de ruedas”.

Buscando deportes para practicar en su nueva condición física, alguien le mencionó la posibilidad de la natación adaptada. “Todo lo que no logré como deportista convencional, lo estoy logrando como deportista adaptado y eso me hace sentir activo y muy bien”, cuenta con satisfacción.

- ¿Vos venías nadando de antes?

– No, natación era lo que menos hacía. Un poco en verano y como profe. No lo entrenaba como para participar en torneos.

- ¿Cómo fue el proceso de aprender a entrenar como nadador adaptado?

– La primera vez que me metí en el agua, la posición de nado la adapté fácil: en lugar de patalear, usaba los brazos. Lo más difícil es el entrenamiento, para llegar a un nivel alto hay que entrenar todos los días por lo menos dos horas. Empecé nadando para la Municipalidad de Alta Gracia, pero tenía que afiliarse a la Federación Argentina de Deportes sobre Silla de Ruedas (FADESIR) para poder seguir compitiendo, entonces me fui a la de Córdoba y después al Club Independiente (de Avellaneda). El año pasado me pasé a River Plate. Es un pedido que le hice a la entrenadora, para terminar esta trayectoria de nadador en el club del que soy hincha.

DE SELECCIÓN

La convocatoria para integrar la selección argentina en los Juegos Parapanamericanos lo tomó por sorpresa. Tanto en Río de Janeiro 2007 como en Guadalajara 2011, se trajo sendas medallas de bronce en la prueba conjunta de posta 4 x 50 libre. Además, en un torneo internacional organizado por la brasileña Lotería Caixa, consiguió también la presea de bronce por un tercer puesto en la prueba de 200 metros libres, su prueba individual.

- ¿Qué sentís representando a la selección nacional?

– Es una alegría cuando nombran al equipo de Argentina, pasás al podio y cuando ponen el Himno, se siente algo por dentro muy satisfactorio…

 

PARA LA INTEGRACIÓN

- ¿Cómo ves la natación adaptada en la Argentina?

– En los torneos hay muchísimos nadadores, son muchas las categorías entre los discapacitados. Están los que tienen leves lesiones, los nadadores que tienen amputada una pierna, las dos o los brazos, síndrome de down, ciegos.

- ¿Y en Alta Gracia?

– En un tiempo estaba yo solo, después se fue armando un grupo de básquet en silla de ruedas que logró armar un equipo que anda muy bien. Otros deportes adaptados en Alta Gracia no conozco que se realicen.

- ¿Qué representa la práctica deportiva para las personas con discapacidades?

– Es una de las formas de salir adelante. Veo que hay mucha gente con algunos problemas que se quedan en la casa, que no sienten la necesidad de salir y hacer algo. El deporte ayuda a tener una mejor calidad de vida.

 

 

Por Diego Heredia (dheredia@diariotortuga.com) y Pablo Rodríguez (prodriguez@diariotortuga.com)