3 2 1...

Alta Gracia, Sociedad

Los jóvenes se forman para la integración

Por Sebastián Gualda y Diego Heredia- Bajo el lema “la juventud tiene que crear”, 70 jóvenes latinoamericanos se encuentran recibiendo formación política en la Escuela Nacional Florestan Fernandes del Movimiento Sin Tierra de Brasil. ¿El objetivo?, articular agendas de trabajo entre los sectores estudiantiles, sindicales y cooperativos que buscan la integración latinoamericana en pos de la emancipación de sus pueblos.

 60 kilómetros al norte de San Pablo se encuentra Guararema, una ciudad de 27 mil habitantes donde está asentada la escuela del Movimiento Sin Tierra de Brasil (MST). La institución fue fundada en enero de 2005 y  brinda capacitación y formación no sólo a sus militantes sino también a integrantes de diversos movimientos sociales de toda América Latina y el mundo.

“La Universidad Nacional de Río Cuarto (UNRC), a través de los contactos de sus estudiantes y organizaciones sociales históricas, firmó en 2011 un convenio marco con el MST y particularmente con la Escuela Florestan Fernandes”, explica Carlos Rang, veterinario, docente en la UNRC y uno de los coordinadores del 3° Seminario Latinoamericano de Formación Política. Rang agrega que el objetivo del mismo “tiene que ver con que estamos viendo un nuevo escenario mundial en la coyuntura de crisis, con nuevos actores que aparecieron y que generan incertidumbres en las organizaciones sociales, en los gobiernos y estamos viendo herramientas del análisis de coyuntura”.

El Seminario se trata de eso, discutir y acordar el enfoque desde el cual se analizará la problemática regional para avanzar hacia la integración. “Si tuviéramos distintas maneras de comprender la realidad sería complicado tomar decisiones en conjunto. Queremos entender el problema que tenemos de manera común. Si hablamos de cosas diferentes, iremos por caminos diferentes”, argumenta Luciano Salerni, otro de los coordinadores del evento, miembro del movimiento cooperativista.

De la capacitación participan movimientos sindicales uruguayos, cooperativas y federaciones argentinas (entre las que se encuentra la Cooperativa Fábrica de Ideas), movimientos políticos argentinos, colombianos, chilenos, venezolanos y ecuatorianos, y movimientos estudiantiles argentinos, además de militantes del MST brasilero.

“Los jóvenes tienen una responsabilidad histórica fundamental en este momento. Están llamados a crear nuevas lógicas organizativas para lograr la emancipación de América Latina”, completa Maria Gorete Souza, Integrante de la Coordinación Nacional del MST.

 Más información en la edición impresa de PAPEL TORTUGA