BUENAS...

Alta Gracia, Sociedad

Un brasileño esparció las cenizas de su padre en el Museo del Che

La mañana del viernes 5 de abril, el escultor brasileño Jeferson Rossi Furtado llegó a la ciudad en bicicleta desde su país y esparció en el Museo del Che, las cenizas de su padre, fallecido en noviembre de 2012.

Según relató, tomó esta decisión, conmovido por la admiración y el conocimiento que tenía su progenitor de la vida del Che. “Me marcó personalmente”, apuntó.

Rossi Furtado viajó desde la brasileña ciudad de Santa Rosa hasta Alta Gracia, en bicicleta. Ante periodistas locales, explicó que entrena todos los meses, realizando viajes cortos y que, durante sus vacaciones, una vez al año, emprende viaje a algún país vecino.

Esta vez, combinó la práctica habitual con este gesto emotivo. De esa manera, recorrió 1500 kilómetros hasta la casa de Ernestito y luego emprendió viaje nuevamente, hacia Río Cuarto, San Luis, Mendoza, desde donde tiene previsto cruzar la frontera hacia Chile y en Valparaíso, tomar un colectivo de regreso, para retomar sus actividades de rutina.

Al terminar de esparcir las cenizas de su padre en el Museo del Che, Jeferson Rossi Furtado firmó el libro de visitas del lugar y continuó su travesía.