TORTUGUEANDO...

Alta Gracia, Política

Proyecto de protección de patrimonio despertó polémica en el Concejo

En la sesión ordinaria del lunes 13 de mayo, el concejal radical Leandro Morer presentó un proyecto para proteger los inmuebles de valor patrimonial de Alta Gracia. El edil justicialista Ivan Poletta evaluó la propuesta como oportunista, por considerar que con ella se pretende cuidar lo que se abandonó en ocho años de gobierno radical. Brunengo llamó a trabajar en legislaciones que se puedan cumplir.
El proyecto de ordenanza de Morer afirma en sus considerandos, que en los últimos años, se han perdido bienes patrimoniales en la ciudad, por falta de acciones preventivas. Sobre esta postulación, propone que se incorpore en los cedulones de los impuestos de las casas protegidas patrimoniales, una inscripción que alerte a los dueños sobre esta situación; que estas viviendas protegidas patrimonialmente porten placas identificatorias en sus frentes; que se capacite y conscientice a propietarios y funcionarios de distintas reparticiones, que puedan estar afectados, sobre este tema; y, finalmente, que se les otorgue a los escribanos, empresarios inmobiliarios y demás agentes vinculados con la propiedad, un listado de bienes inmuebles patrimoniales.
Ivan Poletta señaló que con la presentación de este proyecto, “se le está tomando el pelo a la gente, volcando en un proyecto cosas que en ocho años no se hicieron y que ahora se proponen, cuando ya no se tiene poder de decisión”. En ese sentido, apuntó que si bien se quiere “vender” este proyecto como acciones para la prevención, “las cosas que no se hicieron o que se hicieron mal, fueron por falta de control”.
Morer dijo, en su defensa, que Unión por Córdoba está poniendo en marcha “la máquina de impedir”, obstaculizando los proyectos que no surgen del seno del oficialismo.
El edil radical Roberto Brunengo, al igual que la semana anterior, manifestó: “Para que nos crean los vecinos, tenemos que decir lo que pensamos y hacer lo que decimos”. Y llamó a no presentar propuestas “demagógicas e hipócritas”. “Trabajemos en legislaciones que después podamos cumplir, para que la gente no se nos ría en la calle”, propuso para finalizar.
Finalmente, el proyecto pasó a la Comisión de Cultura, Turismo y Deporte para ser evaluado en detalle.