BUENAS...

Política, Provincia de Córdoba, Sociedad

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC) festejó sus 400 años de vida

Con un acto multitudinario que convocó a 25 mil personas y contó con la presencia de la Presidenta de la Nación, Cristina Fernández, culminaron los festejos “400 días hacia los 400 años”, de la UNC. El acto central conjugó actividades artísticas de alto impacto con la asistencia de autoridades nacionales, provinciales y municipales, además de referentes del sistema universitario nacional.

El acto comenzó luego de las 18, cuando arribó la Jefa de Estado a la Ciudad Universitaria. La interpretación del Himno Nacional marcó el carácter festivo de la jornada: fue interpretado por músicos y bailarines de la agrupación Choque urbano, acompañados por los granaderos de la Fanfarria Militar Alto Perú.

Luego se distinguió a los rectores que estuvieron al frente de la UNC en el período democrático iniciado en 1983. De esta manera fueron homenajeados Mario Piantoni; Luis Armando Rébora (su nieta recibió la distinción en su memoria); Francisco José Delich; Eduardo Staricco; Hugo Oscar Juri; Tomás Pardina (lo recibió su hijo por estar ausente); y Jorge González (recibió uno de sus hijos); y Carolina Scotto, recientemente alejada del cargo.

Durante la ceremonia se firmó una batería de convenios con fuertes inversiones para el Hospital Nacional de Clínicas, las radios y señales audiovisuales universitarias, así como para el fortalecimiento de los Polos Audiovisuales Tecnológicos, entre otros. Los discursos de Francisco Tamarit y Cristina Fernández –los únicos dos oradores- fueron seguidos con atención e interrumpidos con cánticos y aplausos por parte del público.

PALABRA DE LA PRESIDENTA

En su alocución, la presidenta de la Nación rememoró sus épocas de estudiante en la Universidad Nacional de La Plata. Remarcó que ser universitario, más que un privilegio es un deber de compromiso con el pueblo, con aquellos que nunca podrán acceder a la Universidad. “Muchos de nosotros, hijos de trabajadores que tuvimos la suerte de acceder a los estudios superiores gracias la universidad pública y gratuita, debemos tener un compromiso superior para devolver parte de lo que la Nación y la Patria nos dieron”.

En esa línea se enmarca el énfasis puesto desde el Gobierno Nacional en todos los niveles de la educación desde 2003, un proceso impulsado con el objetivo de volver a dignificar un sector al que consideró “uno de los pilares fundamentales en la reconstrucción de la Nación”.

“Indetenible es la voluntad popular, la voluntad de participar, de decidir del pueblo argentino. Indetenible es la historia, lo demuestran los 400 años de la UNC y la resistencia del pueblo argentino ante tanta plaga, ante tanto sometimiento, estamos aquí, de pie, con los jóvenes al frente como vanguardia y los viejos atrás empujando”, completó.

PALABRA DEL RECTOR

Minutos antes, el rector de la Casa de Trejo, Francisco Tamarit pronunció un breve discurso. Agradeció el apoyo cotidiano del pueblo cordobés y ratificó el compromiso de los miembros de la comunidad universitaria con el país y Latinoamérica. “Fuimos un proyecto al servicio de la evangelización y, sin embargo, a lo largo de los cuatro siglos supimos transformar el privilegio en derechos”, apuntó en referencia al carácter religioso inicial que tuvo el Colegio Máximo fundado por los jesuitas.

Entendió los festejos por el cuarto centenario como una oportunidad para la construcción de una historia viva y recordó que la conmemoración estuvo abierta a la comunidad, no sólo a los universitarios. A su criterio, en esa interacción fue posible identificar los nuevos desafíos y responsabilidades que se espera de la UNC, así como la fuerza para encararlos.

“Así como los argentinos hemos vuelto a creer en nuestro país, en un proceso no exento de conflictos, también hemos vuelto a creer en las universidades publicas, abiertas, laicas y gratuitas. Creemos en una universidad pública ante todo porque ella puede aportar a los sueños colectivos de nuestro pueblo por una sociedad justa, igualitaria y fraterna”, remarcó.

 

FUENTE: UNIVERSIDAD NACIONAL DE CÓRDOBA