EN UN TOQUE...

Alta Gracia, Cultura, Papel Tortuga

Supra III: un patio devenido festival

En medio de un fin de semana largo, con el foco cultural puesto en actividades que convoquen al turismo, en el patio de una casa de barrio El Cañito, el sábado 22 de junio, por tercer año consecutivo se desarrolló el Supra III, un encuentro en el que se combatió el frío con mate, tortas, vino, canciones, fotografías, pinturas y largas conversas.

“La palabra Supra significa ‘encima’ en latín. En los años que vengo haciendo música (con bandas como No Sabe No Contesta, Plesi y Tres Bestias Perfumadas y también como solista), la palabra under, que significa ‘debajo’, siempre nos enmarcó. Me pareció justo pensar que lo que hemos hecho y hacemos, no está por debajo de nada y sí está por encima”, resumió Yul Borea, quien junto a su compañera Aniushka Lupin, puso su casa para esta actividad, que tuvo su broche, entrada la madrugada, con la actuación del platense Diego Billordo y sus canciones de surrealismo punk.

La idea inicial, según Yul, era juntarse a contemplarse: “Mirarnos la jeta, festejarnos, aullarnos, sentirnos con vida”.

Mientras el panorama para los artistas, muchas veces es ingrato en lo que a retribución de sus manifestaciones refiere, Yul valoró como positivo el balance de este Supra III, que congregó a más de 150 personas en una jornada que duró unas doce horas, que arrancó a la siesta y terminó a la madrugada siguiente. “No hay mediaciones”, sintetiza Yul: “Se abre una casa a diferentes actividades de carácter artístico y cultural, somos nosotros viviendo nuestras vidas”.

 

ESCENARIOS

A medio camino entre juntada de amigos y festival al aire libre, cada uno que llegaba a la casa, algo aportaba. Ingresaba sin pagar entrada, con una bebida, una comida, un termo, un póster, una cámara de fotos, una guitarra. Abrigados todos, eso sí, porque el invierno venía marcando tarjeta desde hacía algunas horas.

Martín Leguizamón, el mismo Yul, Luciano Foruria, los Surikata Ki, la banda El Autómata, Yonosoyyokko y finalmente Billordo, animaron la jornada desde lo musical, con aportes de música funcional que sonaron permanentemente y las pinturas de Lur Des y las fotografías de Flor Scianca, entre otras presencias.

 

OTROS PATIOS

Entre las conversaciones de los presentes en el Supra III, coincidía el comentario de que hacen falta más espacios así, donde predomine la idea de comunión. Incluso días después, alguien expresó en alguna red social, que para la llegada de la primavera, algún patio del Valle de Anisacate bien podría proponerse una experiencia similar.

Yul no puede garantizar que haya un cuarto Supra el año que viene, pero anhela “un circuito de casas, donde se comparta lo que hacemos, cada casa con su impronta”. Se trata de un ideal que aparece como bálsamo en medio de un mercado cultural que prioriza las expresiones taquilleras. Pero también se enmarca en una revalorización que se viene dando en el mundo, de aquellas expresiones llamadas “under”, no motivadas directamente por intereses de lucro o ni manejadas bajo las normas del mercado.

 

TEXTO DE PABLO RODRÍGUEZ Y FOTO DE LEO MARTIN

PUBLICADO EN LA CONTRATAPA DE PAPEL TORTUGA #87