BUENAS...
  • Violeta secreta 1
  • Violeta secreta 2
  • Violeta secreta 3

Alta Gracia, Cultura

“Violeta secreta” pasó por Alta Gracia, de la mano de Cecilia Zabala y Fernando Noy

Ante unas 50 personas, el jueves 1 de agosto se presentó en la sala de Teatro Pandora de Alta Gracia, el espectáculo “Violeta secreta”, en el que la guitarrista Cecilia Zabala y el poeta y actor Fernando Noy, recorren creaciones instrumentales para guitarra y poesías de la artista chilena Violeta Parra. La puesta es exquisita y sencilla, tanto en los recitados y ejecuciones de guitarras, como en su escenografía y vestuario; enriquecida por unas cintas de vídeo que se proyectan sobre los artistas a lo largo del show. 

Un respetuoso marco de público de unas 50 personas, que supo guardar silencios y aplaudir con fuerza, asistió a esta presentación, enmarcada en una mini gira por la Provincia de Córdoba que seguirá en Unquillo (Cine y Teatro Rivadavia) y en la ciudad de Córdoba (Cocina de Culturas), y que sirvió como adelanto del disco “Violeta”, que Zabala editará con composiciones originales de Violeta Parra para guitarra, que rescató León Gieco.

Cecilia Zabala ha expresado que la creación de este álbum, constituye para ella “una oportunidad única de ahondar en la obra de Violeta, sumergirme en su obra y dejarme atravesar para poder decir algo nuevo sobre ella y así colaborar con la difusión de nuestra cultura latinoamericana”. Fernando Noy, en tanto, reconoce en la autobiografìa poética de la artista chilena, “el  sublime calvario de una vida estremecedora donde Violeta canta, impreca,  gime, ríe, llora y por sobre todo ama”.

Precisamente, el espectáculo repasa, sin querer ser exhaustivo ni minuciosamente representativo de la obra artística de Violeta Parra, poesías en clave de décima y composiciones instrumentales que se van entretejiendo para permitirles a Zabala y Noy, interpretar el sentir de una artista que logró, por sobre todas las cosas, vivenciar en sus decisiones domésticas, políticas y estéticas, un modo comprometido de concebir y encarar el mundo. Así, “Volver a los 17″, “Corazón maldito” y “Maldigo del alto cielo” sirven como guiones de un diálogo poético para conmover al público espectador, sin ahondar en datos biográficos explícitos, apuntando directamente al corazón.