PENSANDO...
  • policia custodiando tumba de alos
  • Velorio Alós 1

Alta Gracia, Política, Provincia de Córdoba

Senestrari pide intervención de la Corte Suprema por la muerte de Alós

El fiscal federal Enrique Senestrari pedirá que la Corte Suprema de Justicia de la Nación defina quién debe investigar la muerte del policía altagraciense Juan Alós, de la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico, por dudas acerca del modo en que se produjo su deceso. Alós está mencionado en la investigación que se lleva adelante por presuntas vinculaciones de altos jefes policiales con el negocio de la droga.

“Sigo insistiendo en que este caso es de la competencia de la Justicia Federal”, aseguró el funcionario judicial. El oficial principal Juan Alós fue encontrado muerto en un auto de la Policía de Córdoba y con un disparo en la cabeza, el sábado 8 de septiembre, tres días después de que el programa televisivo ADN (de Canal 10 de Córdoba), hiciera pública la investigación de Senestrari.

El fiscal considera que la Corte deberá resolver si el caso “se resuelve con una foto o a partir de la película completa”. Por ahora, la muerte del oficial es investigada por el fiscal provincial Emilio Drazile, de Alta Gracia, ya que Alós vivía aquí y fue encontrado en Valle Alegre.

De acuerdo con Senestrari, la Justicia provincial debe inhibirse de seguir actuando en el caso de la muerte de Alós, un suicidio según dijo Drazile a pocas horas del hallazgo, y remitir “la causa a la Justicia Federal, para que se la acumule a la investigación en marcha”.

Hasta el momento, como consecuencia de la investigación que impulsa Senestrari, hay nueve policías imputados, seis de ellos detenidos: el comisario jefe de Drogas Peligrosas Rafael Sosa; el comisario Alberto Saine; el oficial Franco Argüello; los suboficiales Fabián Peralta Dátoli y Mario Osorio, y Gastón Bustos, jefe del área en Mina Clavero.

“De no haber muerto, Alós sería otro imputado en la causa” dijo días atrás Senestrari a El Argentino de Córdoba. “En la causa sigue estando mencionado. No se puede quitar su actuación del expediente”, explicó.

Alós, con 32 años, dirigía una de las brigadas llamada “los Tucumanos”, que estaba bajo la órbita de la Dirección de Lucha Contra el Narcotráfico. Su cuerpo fue encontrado junto a una carta donde pedía “limpiar su nombre”; el vocero de dicho pedido fue el mismo Drazile, el mismo sábado 8, y el entonces jefe de policía Ramón Frías, un día después, en el entierro. Menos de una semana más tarde, y a raíz del escándalo, Frías y el entonces ministro Alejo Paredes se vieron obligados a dimitir.

La pericia caligráfica confirmó, días atrás, que la letra era de Alós. Esa es una de las pruebas en las que se sostiene el fiscal Drazile para insistir con la hipótesis del suicidio. Pero Senestrari afirma contar con “indicios” que hacen dudar de esa versión.

Senestrari basa sus sospechas en escuchas telefónicas de gente involucrada en la investigación, que duda del móvil declarado de la muerte de Alós y ropa del fallecido que apareció en casa de un policía preso en esta misma causa.

 

FUENTE CONSULTADA: EL ARGENTINO DE CÓRDOBA

FOTOS: LUCIANO GUALDA. ARCHIVO DIARIOTORTUGA.COM: 1. UN EFECTIVO POLICIAL CUSTODIANDO LA TUMBA DE ALÓS EN EL CEMENTERIO DE ALTA GRACIA E 2. IMÁGENES DEL SEPELIO DEL EFECTIVO ALTAGRACIENSE.