3 2 1...
  • Corte Suprema de Justicia - CIJ.GOV.AR

Nacionales, Política

La Corte Suprema legitimó la Ley de Medios de la Democracia

Tras cuatro años de demora y dilaciones, la Corte Suprema de Justicia de la Nación resolvió a favor de la constitucionalidad de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual. La normativa, aprobada por una abrumadora mayoría en 2009, no podía implementarse por completo debido a un recurso judicial interpuesto por el Grupo Clarín.

Los puntos cuestionados por el grupo económico multimedial, eran el artículo 41, que establece que las licencias son intransferibles; dos apartados del número 45, que fijan un límite a la cantidad de licencias concentradas; el 48, que descarta la figura de un “derecho adquirido” por parte de las empresas que tienen más licencias de las permitidas y el 161, que da un año de plazo para que aquellos que tengan que adecuarse a la ley.

La Ley establece la regulación sobre el sistema de medios y radiodifusión y tiene un espíritu fuertemente antimonopólico.

Mariela Pugliese, presidenta del Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), subrayó la importancia de la noticia, al considerar que con esta decisión de la Corte Suprema de Justicia, el Poder Judicial legitima una ley construida, votada y sancionada en democracia.

“De esta manera, la Justicia dice que ésta es una ley acorde a la democracia”, subrayó Pugliese, quien destacó esta decisión, en un escenario político en el que numerosos referentes opositores al gobierno nacional, como Patricia Bullrich y Mauricio Macri, públicamente han declarado su voluntad de echar por tierra esta conquista.

Cabe recordar que el camino que llevó a la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, tiene como antecedentes un reclamo histórico que llega desde hace treinta años, cuando arrancaba este último tramo de vida democrática en la Argentina, que fue bandera de muchos sectores vinculados a la comunicación durante los noventa, que abogaban por derogar la vieja Ley de Radiodifusión de la dictadura. Y que, finalmente, se volvió ley en 2009, tras más de cuatro años de trabajo abierto y ampliamente debatido, por parte de la Coalición por una Radiodifusión Democrática, que conformaron más de 400 espacios sociales, comunitarios, educativos, políticos de todo el país. De allí, que esta es, efectivamente, una ley de la democracia.