DESPERTANDO...
  • colombianos (1 de 1)

Alta Gracia, Sociedad

Subiendo historias al motocarro

Daniel Martínez y Sebastián López son dos jóvenes colombianos que recorren Sudamérica desde Cabo La Vela y van sumando historias. Con el objetivo de llegar a Ushuaia, pasan por los países ofreciendo sus actividades artísticas a cambio de “la sonrisa de los niños y niñas”.

“Dos terrícolas colombianos” zarparon en un Tuk- Tuk (conocido como motocarro) desde Cabo La Vela de su país, con el objetivo de unirlo con Ushuaia.

Con esta idea, el Facebook “De Cabo a Rabo” cuenta sobre el proyecto iniciado por Daniel Martínez y Sebastián López. Luego de la planificación del viaje que tiene como destino el Mundial de Fútbol de Brasil 2014, se subieron a un motocarro para recorrer Sudamérica.

“La idea era montar un proyecto de viaje sostenible que nos permita viajar por un tiempo. Nació de otro proyecto que tenía antes, pero este surgió mucho más rápido y con la idea de viajar, enriquecerse y conocer”, explicó Daniel Martínez.

Salieron el 2 de febrero de este año y llevan casi 11 meses en viaje. Ya pasaron por la costa colombiana, Ecuador, Perú, Bolivia y llegaron a Argentina. Desde el lunes están en Alta Gracia y se quedarán hasta el fin de semana. Están parando en la casa de Mariana Rojo, una vecina de la ciudad a la que conocieron mediante su hijo Erwin Hauzer, que también está viajando, con el objetivo de llegar a México.

POR UNA SONRISA

Los jóvenes de 24 y 25 años realizan actividades para los niños y niñas de cada país “a cambio de una sonrisa” y en Alta Gracia estuvieron presentes el jueves en la Escuela Paulina Domínguez. Es la primera actividad para los pequeños que realizarán en Argentina.

“En cada país tratamos de hacer algo. En Bolivia tuvimos problemas con los días que nos dieron. Sólo 20 días y teníamos que atravesarlo de norte a sur. En Colombia fuimos al Pacífico e hicimos una donación, en Ecuador presentaciones con burbujas y en Perú estuvimos en un orfanato”, explican los artistas colombianos (aunque ellos no se autodenominen como artistas).

Daniel cuenta que no estuvieron con ánimo, debido a que perdieron hace dos meses a una perra pit bull que los acompañó durante el viaje. Ahora se sumó “Maracaná”, una pequeña perrita con dientes afilados que tomó su nombre del Estadio brasilero.

Luego de Ushuaia, “nos volvemos por la costa y la idea es llegar a Brasil. También queremos pasar por Uruguay, pero depende del tiempo porque el Mundial es en junio”, agregó Sebastián.

“El sueño de nuestra infancia comienza a hacerse realidad”, dice el grupo de Facebook de los chicos. Mientras lo van realizando, muchas personas se suben al motocarro. Un motocarro cargado de historias latinoamericanas y que promete cargar muchas más.

LOS PODÉS SEGUIR EN: www.decaboarabo.org

Foto: Facebook De cabo a rabo