EN UN TOQUE...
  • BARRANDEGUY
  • CALIERIS
  • CANDIOTTO

Alta Gracia, Deportes

A toda máquina se cerró el Rally Zonal

Con la presencia de más de 80 pilotos y un nutrido grupo de público, el “Rally Ciudad de Alta Gracia” superó ampliamente las expectativas. La carrera, que significó el cierre del Campeonato Regional de Trepadas, tuvo una gran aceptación de parte de los competidores.

A lo largo del sábado y domingo, los pilotos transitaron tres tramos, los cuales fueron recorridos en dos o tres ocasiones por día, según el prime. Los tramos fueron: Aero Club – Ruta 5, Los Aromos – La Paisanita y La Quintana – Villa Ciudad de América, este último bastante conocido por los “tuercas”, ya que allí suele correrse Rally Mundial.

En lo referido a los altagracienses, fueron cuatro los vehículos que representaron a la ciudad. Sin lugar a dudas, el más destacado fue Agustín Barrandeguy. A bordo de su Volkswagen Gol y navegado por la debutante cordobesa Rocío García, “Barra” demostró ante su público que está un paso más adelante del resto de los pilotos locales, ganó la Clase A1 de punta a punta y quedó tercero en la general, debido a una penalización de un minuto 20 lo bajó de lo más alto del podio, a manos de los Areneros Fuerza Libre.

“Una carrera muy buena. Tuve muchos problemas, penalizamos dos veces y tuvimos una rotura de caja que los mecánicos cambiaron en 14 minutos, la verdad que es para sacarse el sombrero”, explicó Barrandeguy.

En la misma clase, compitió Walter Candiotto, navegado por su hermano Jorge a bordo de un Fiat Siena. Lamentablemente, el binomio debió abandonar en el Tramo 4, debido a una rotura en la caja de cambios. En clase N1, compitió Antonio Gutiérrez de Falda del Carmen, a bordo de un Fiat Siena. Navegado por Jorge Orentani, el “Gallego” terminó cuarto.

Por otra parte, en Areneros Fuerza Libre, eran altísimas las expectativas de Henry Calieris, que de ganar se consagraba campeón. Esto no pudo concretarse, ya que en el segundo tramo la salida de una manguera provocó un recalentamiento del auto que, si bien fue ajustado, obligó a Calieris a abandonar en el tercer prime y le cedió el campeonato a Diego Martínez de Potrero de Garay, por lo que el altagraciense cayó al tercer puesto.