TORTUGUEANDO...
  • restitucion de restos oseos-4
  • restitucion de restos oseos-2
  • restitucion de restos oseos
  • restitucion de restos oseos-3
  • restitucion de restos oseos-6

Alta Gracia, Cultura, Sociedad

Devolvieron restos óseos a la Parroquia Nuestra Señora de la Merced

Esta mañana restituyeron los huesos humanos encontrados en 2012 al remover el piso del templo, luego de algunos momentos de tensión entre familiares y encargados de la obra. El padre Marcelo Siderides no quiso dar declaraciones a Radio Tortuga 102.7, pero si hablo con otro medio local.

El evento presidido por el cura Marcelo Siderides dio inicio pasadas las 11.30, tal como estaba previsto. En el lugar, estuvieron presentes familiares de las personas cuyos restos fueron hallados en el subsuelo de la iglesia, Darío Olmo, miembro fundador del Equipo Argentino de Antropología Forense y Pablo Canedo, titular de la Agencia Córdoba Turismo, entre otros.

Tras la bendición de las urnas que contenían los huesos, se procedió a colocar las mismas en un osario emplazado en el subsuelo, próximo a la entrada del templo. Posteriormente, empleados de la obra, sellaron con una loza el espacio y colocaron encima una placa que reza: “En este sitio descansan  los restos de los fieles que fueron inhumados en nuestro templo. Honramos su memoria que nos guía y acompaña”.

A su término, María Esther Solla Lozada de Reyna, resaltó la importancia de lo sucedido “porque acá está la historia de toda la ciudad”. “Acá se enterraban hombres, mujeres y niños según definieron los del Equipo Argentino de Antropología Forense”, agregó al tiempo que reivindicó a la familia Lozada, quienes “siempre apoyaron el crecimiento de la ciudad”.

Para el antropólogo Dario Olmo esta ceremonia significó “el mejor cierre posible, que la comunidad se nuclee en torno a los restos y que vean con buenos ojos, evalúe el trabajo y llegue a una conclusión compartida porque esto en un momento generó una situación contenciosa y afortunadamente nada de eso se ha puesto de manifiesto hoy”.

A su turno, Pablo Canedo, recordó que los entredichos por la remoción de los restos tuvo “momentos de tensión muy feas” y que de no intervenirse en su momento se corría “un riesgo de deterioro mayor”. El acto de hoy significó “una reivindicación, una disculpas” para con los familiares, “cerrando un círculo con la satisfacción de haber calmado enojos justificados de vecinos”.

En la misma dirección enfatizó: “Era evidente que la iglesia estaba rota y se habían hecho mal las cosas”. “Se trabajó fuertemente bancándonos críticas, gente que no nos creía, hasta dejarla ya casi terminada en un 90 por ciento”, añadió. En tanto, Canedo anticipó que la “inauguración definitiva será entre el 15 y el 20 de marzo”.

Posteriormente se intentó establecer contacto con el padre Marcelo Siderides, quien al tomar conocimiento que se trataba de Radio Tortuga 102.7 se negó a prestar declaraciones aduciendo que “no tenía previsto hablar”, cuando anteriormente había dialogado con otro medio local.