3 2 1...
  • niños web

Alta Gracia, Política

Denuncian trabajo infantil en obra pública municipal

Desde el último mes del año pasado que los vecinos de la zona del Puente del Ancla ven postergada la inauguración de la obra emplazada allí. A los reclamos por demoras, la mala calidad del trabajo  y reducción en las ventas, se le suman ahora cuestionamientos a la empresa por las condiciones de trabajo donde PAPEL TORTUGA pudo documentar la presencia de niños en la obra.

La obra del Acceso Sur que la Municipalidad de Alta Gracia lleva adelante a través de la Secretaría de Obras Públicas, continúa suscitando polémica. Los reclamos por la demora en el trabajo y la caída de las ventas en comercios cercanos siguen vigentes, mientras que otras cuestiones relacionadas con las condiciones laborales se ponen en eje de discusión. Así la edificación que debió terminarse en diciembre del año pasado, a marzo del corriente no se ha culminado y sigue dando tela para cortar.

En sí, la obra consiste en la colocación de un sistema de adoquines intertrabados de hormigón llevada a cabo en el marco de la reforma de los accesos a la ciudad. En lo que respecta a la reforma “Acceso Sur a la Ciudad de Alta Gracia”, la misma está a cargo de la empresa Marinez Lumello Construcciones S.A. En este sentido, vecinos de la zona del Puente del Ancla pudieron observar algunas falencias en cuanto a la situación laboral del sereno de la obra y, por otro lado, una fuente distinta alertó sobre la existencia de trabajo infantil.

Niños obreros

En diálogo con PAPEL TORTUGA, una persona que prefirió mantenerse anónimo, relató que vio unos chicos trabajando, uno de los cuales “habrá tenido 10 años como mucho”, expresó. Asimismo, agregó que este niño portaba “unos guantes” de trabajo.

Por otra parte, Viviana Liviero, propietaria de un comercio sobre calle Catamarca, comentó que les llamó la atención la presencia del niño en el lugar por lo cual procedieron a consultar sobre su labor. “Nos llamo la atención, preguntamos y era el hijo de uno de los empleados que no tenía con quien dejarlo, lo estaba llevando a la obra, pero el nene ayudaba nada más que para ser útil”, señaló. Además agregó: “Me pareció que el chico está ayudando al padre como para no aburrirse, no es que lo ha puesto la empresa”.

Consultado por la situación, el Vice intendente a cargo del ejecutivo, Facundo Torres, precisó que les habían llegado denuncias de este tipo, ante lo cual señaló: “Pedimos nomina y veremos qué decisión tomar”. De igual forma, el mandatario municipal aseguró que no permitirán el trabajo de niños en Alta Gracia y sentenció: “Si tengo que echar a la empresa por tomar esta postura, lo haré”.

Preciso es recordar, que en base a lo estipulado por la ley 26.390 de Prohibición del Trabajo Infantil y Protección del Trabajo Adolescente, sancionada en 2008, se establece la edad mínima de admisión al empleo en 16 años y prohíbe el trabajo de personas cuya edad sea inferior, exista o no relación de empleo contractual, y sea este remunerado o no.

¿Dónde se resguarda el “sereno”?

Otro de los cuestionamientos para la obra del “Acceso Sur” que los vecinos alertaron y dieron aviso al Municipio local, radica en las condiciones en la que realiza sus tareas el sereno de la obra. Según relató Viviana Liviero, lo que parece ser un lugar donde se guarda el material usado en la construcción, es en definitiva el sector donde descansa la persona que oficia de guardia nocturno. “Sobre el puente se veía unas tarimas con una bolsa y ladrillos arriba, yo pensé que era material nada mas, no sabía que estaba ese hombre ahí, me lo hizo saber uno de los vecinos”, indicó.

En este sentido, tras darse por enterado los vecinos de dicha situación elevaron lo visto a la Municipalidad, por medio del centro vecinal. “Nosotros pedimos hablar con gente de la Municipalidad, para que se hiciera presente, por más que sea una empresa terciarizada, la Municipalidad es la que tiene que regular eso”, precisó Liviero.

En la misma dirección, la vecina del Puente del Ancla, expresó que el viernes se hicieron presentes en el sitio, el concejal oficialista Osvaldo Ledesama y el secretario de Obras Públicas, Hector Bupo, aunque no pudo determinar “si se tomaron cartas en el asunto”.

 

“No es una obra que este bien hecha”

 Liviero, una de las comerciantes afectadas por la interrupción del tránsito producto de la obra, enfatizó que la misma “está a medias”. “Se han apurado en estos días, en tres días han hecho una calle entera, entonces vemos que se podría haber agilizado la otra parte”, puntualizó. Al mismo tiempo, relató que el pasado sábado, con la lluvia, habían comenzado a levantarse los adoquines, por lo que los propios vecinos tuvieron que colocarlos nuevamente. “Incluso estábamos sin luz en la rotonda, así que si a un adoquín se lo come una moto, se puede lastimar alguien”, añadió.

 

Leé el informe completo en la edición impresa de Papel Tortuga.