TIC TAC...
  • foto pepe

Sucesos

Mientras dormía, le incendian la casa a Pepe

El lunes 9 de junio el reconocido vecino se despertó en medio de su casa prendida fuego. En diálogo con Papel Tortuga, Pepe afirma que el episodio se cometió intencionalmente y que no se atienden sus denuncias.

En horas de la madrugada del pasado lunes, se incendió la casa de José Rolando Anegas, más conocido como “Pepe”. Por razones que se tratan de establecer, en el interior de la vivienda ubicada sobre calle Mosconi 222, ardieron cartones, bolsas y botellas. Dichos elementos fueron suficientes para que las llamas se esparcieran rápidamente, por lo que tuvieron que trabajar dos dotaciones de Bomberos Voluntarios de Alta Gracia; según relataron fuentes policiales.

“Yo sentí que pasó alguien corriendo, después no sentí más nada. Quién fue, no se. Sólo se que en minutos me hicieron de goma la vida, casi que no la cuento esta vez” expresó Pepe, en diálogo con Papel Tortuga. Si bien oficialmente las causas aún no se han determinado, no es el primer ataque contra el hogar de este personaje. Cabe destacar que es el tercer incendio que sufre su casa, esta vez con él durmiendo en ella.

Pepe sufrió quemaduras en el rostro y en su mano izquierda. Fue trasladado por Servicio de Emergencia AG, al Hospital Regional Arturo Illia, donde recibió atención médica hasta las 10:30 horas, cuando fue dado de alta. “Pedí que me realizaran un electro porque no ando bien del corazón pero no me lo hicieron; De la misma manera me respondieron en enero cuando me acerqué al hospital para que me realizaran un control de salud porque estaba enfermo”, cuenta el damnificado.

Tiene 76 años y es muy conocido por los altagracienses, siempre se lo puede encontrar en El Tajamar saludando a la gente o caminando la ciudad con unas cuantas bolsas que llena con la colaboración de muchas personas. Trabajó veinte años en el Cine Monumental Sierras, donde cumplía la función de acomodador y con ello ayudaba a su familia. Pero en estos episodios “Con mi familia no puedo contar para nada, lo único que hicieron fue arruinarme la vida. Yo los quiero mucho pero ellos a mí, no” reflexiona José.

Pepe advierte que ha hecho reiteradas denuncias en la policía de la ciudad, debido a que hay personas que “quieren usurpar su casa, no comprarla. Sino sacarlo de su propiedad”, pero no recibe respuesta alguna. No obstante, la oficina de Acción Social de la Municipalidad se ha encargado de que Pepe reciba las curaciones necesarias en el Hospital y que permanezca allí hasta que su casa esté en condiciones para volver a ocuparla.