CARGANDO...
  • buitres

Nacionales, Política, Sociedad

Opinión: Carroña Venenosa

* Por Maximiliano Vigliocco

Seguramente cada cronista que le tocó la tarea de analizar el discurso de CFK en Naciones Unidas habrá tomado nota de lo siguiente: “En tiempo de buitres económicos y halcones de la guerra, necesitamos más palomas de la paz para construir un mundo más seguro”. La 69° sesión plenaria de la Asamblea General de Naciones Unidas, evidenció que el reclamo contra los buitres no es un invento argentino, sino que se ha convertido en un eje medular a nivel internacional.

La crisis que vive ya desde hace unos años el sistema financiero, que se profundiza con el derrumbe de 2008, opera a favor de la posición Argentina en relación con la regulación de las reestructuraciones de deuda soberana de los países. Es así que el pasado 9 de Septiembre la Asamblea General de Naciones Unidas con 124 votos a favor y sólo 11 en contra (el resto son abstenciones), aprobó una resolución presentada por los países del G77+China, con protagonismo central de la Argentina, en donde se solicita la creación de un “marco jurídico multilateral para los procesos de reestructuración de deuda soberana”.

La cuestión buitre, no sólo fue tratada en la Asamblea General, sino que la problemática se traslado a Ginebra, sede de las discusiones sobre Derechos Humanos de Naciones Unidas. La iniciativa para investigar a los buitres, presentada por el canciller argentino Héctor Timerman en el Consejo de Derechos Humanos, contó con 33 votos a favor y sólo 5 en contra.

Hoy el mundo cuestiona la especulación financiera irresponsable. CFK ha llamado a la especulación un “pecado” en su discurso en la ONU, y ha sido tajante en la calificación a los fondos especulativos, llamándolos desestabilizadores de la economía. La presidenta dijo que no solamente los que se muestran en videos degollando personas son terroristas, sino también los que especulan con la pobreza de las naciones y la miseria de la gente.

En el caso argentino este último tiempo los buitres han recibido algunos cachetazos. Además de estas dos resoluciones, el Juez Griesa ha habilitado al CitiBank a girar fondos a acreedores que entraron al canje, que estaban congelados. Evidentemente hay una presión política que se extiende a nivel mundial, que está haciendo ceder la irresponsabilidad de un Juez neoyorquino que venía complaciendo a Singer y sus amigos.

Parece ser, sin embargo, que el veterano magistrado a veces parece recordar del lado para donde juega, y decreta un “desacato” hacia el Estado argentino, que por ahora para la Argentina no significa nada, ya que el Juez no ha determinado la sanción. Aquí nuevamente hay un ataque directo a la soberanía de un país con dudosa legalidad a nivel internacional.

La comunidad internacional sabe que el sostenimiento de un sistema financiero que ya se ha visto con evidencia fracasado, dificulta el progreso y estabilidad económica de los Estados. El avance sobre la regulación estará marcada por la posibilidad que tengan los bloques regionales e internacionales como el G77+China, de incidir definitivamente en las políticas financieras que tienen su centro en las potencias económicas como Estados Unidos, Inglaterra y Francia.

El escándalo financiero que se destapó en 2008 sigue dando coletazos a las economías emergentes y desarrolladas. Sin embargo también pone a reflexionar sobre la gravedad de la desregulación irresponsable. El mundo es consciente de que se deben avanzar sobre sistemas financieros que cumplan su verdadero rol, el de colaborar con el desarrollo de las economías y no llevarlos a las ruinas. La carroña a la que estaban acostumbrados los buitres, está cada vez más venenosa.