Cargando...
  • biblio web

Alta Gracia, Cultura, Política

La Comisión de la Biblioteca no conocía la propuesta edilicia del Municipio

Mientras la Biblioteca Popular Sarmiento continúa en la búsqueda de un lugar donde sus libros no corran peligro, desde la Municipalidad hicieron pública una propuesta aunque no dieron aviso a la Comisión todavía.

«Me enteré por ustedes de la propuesta. No sabemos nada. No teníamos ninguna referencia de eso», planteó en diálogo con Radio Tortuga 102.7 la presidenta de la comisión de la Biblioteca Mariana Coppolecchia. Es que en el día de hoy se hizo pública una propuesta para que la Biblioteca funcione en el inmueble reconocido como el «Castillo quemado», ubicado en calle Avellaneda y Mansilla en barrio Pellegrini.

«Nadie nos planteó la propuesta. Hace mucho tiempo que no tenemos conversaciones con el Municipio. Con esto de las campañas y la elección y la asamblea, postergamos los encuentros», expresó Coppolecchia. Cabe destacar, que en la semana previa a las elecciones, desde la Biblioteca manifestaron su descontento por no encontrar propuestas concretas respecto a la institución en las distintas plataformas políticas.

Por su parte, desde la Municipalidad, el secretario General y de Servicios Públicos Roberto Urreta, informó que «es sólo un proyecto que ha surgido de ideas y charlas». «Tengo entendido que la semana que viene se juntaría el intendente (Walter) Saieg con la comisión», respondió el funcionario consultado por la información del proyecto a los integrantes de la Biblioteca Popular.

EL PROYECTO

«Al tener conocimiento de lo que pasa la Biblioteca Sarmiento y al tener tanta historia el edificio, se pensó por qué no, expropiar el inmueble desde el Estado para que funcione la Biblioteca Sarmiento, un centro cultural y donde entren todos los libros de la Biblioteca. Es un proyecto ambicioso que comenzaría con darle utilidad pública y expropiarlo después», informó Urreta.

Respecto a la disputa judicial en la que se encontraba la propiedad, Urreta informó que se tasará el inmueble para determinar el valor y se mantendrá comunicación con las personas que dicen ser los dueños. «Independientemente de quienes reclamen su pertenencia, la idea es expropiarlo y avanzar para recuperarlo», ratificó el funcionario.

ASAMBLEA

En otro sentido, la Biblioteca Popular desarrollará una asamblea extraordinaria para «discutir y ver qué decimos una vez más, los socios, respecto al terreno del que somos propietarios», según indicó Coppolecchia el viernes a las 18.30 horas y posteriormente se desarrollará una asamblea ordinaria para elegir autoridades y aprobar memorias y balances.