3 2 1...
  • pirotecnia-1

Alta Gracia, Política

Pirotecnia: “La ordenanza no tiene que revisarse, tiene que reglamentarse”

Así lo indico el concejal Roberto Brunengo. En la sesión de hoy se trataron los pedidos de aplicación y de revisión que se presentaron por parte de vecinos y comerciantes, respectivamente.

Tal como adelantábamos la semana pasada, el debate sobre el uso de la pirotecnia se aplazó hasta contar con la presencia del concejal Roberto Brunengo. El edil radical se refirió a este aplazamiento como “inconcebible” ya que la polémica ordenanza 9900, fue aprobada por unanimidad en marzo de este año.

Ante los pedidos de revisión, Brunengo recordó el punto más importante de la ordenanza, que estipula que es el Municipio quien debe fomentar, el control y prevención en relación al ruido para el resguardo de la salud de sus habitantes y, este objetivo, debe primar por sobre los intereses económicos de algunos particulares.

Entretanto son muy controvertidos los argumentos que presentaron quienes consideran que se debe revisar la ordenanza. En la nota firmada por un médico veterinario, se recomienda que para cuidar a las mascotas de los efectos nocivos de los ruidos es conveniente suministrarles tranquilizantes con la prescripción correspondiente. Además este profesional de la salud animal indico que es recomendable estimular al cachorro canino  a sonidos a los que estará expuesto en el ambiente en el que va a vivir. Por ejemplo habituarlo a sonidos de truenos, estampidos, fuegos artificiales, ruidos producidos por el tránsito vehicular, demoliciones, o  disparos de arma de fuego, si el animal será utilizado en caza deportiva. Y esto puede realizarse a través de reproductores de audio, utilizando el sonido grabado.

Ante estos argumentos, que fueron considerados por el concejal como una “tomadura de pelo”, Brunengo pidió que la medida no se revea si no que se reglamente para su cumplimiento.

Al parecer la reglamentación de la ordenanza tenía que llevarse a cabo dentro de los 60 días siguientes a su aprobación. Este plazo está sobradamente vencido teniendo en cuenta que la 9900 se aprobó el 18 de marzo. Al no estar reglamentada, la medida es inaplicable y esto es responsabilidad según Brunengo, de la “negligencia y pasividad del Departamento Ejecutivo”.

Desde el bloque socialista, Rodrigo Martínez, recordó que la medida se presentó a discusión por primera vez en septiembre de 2014, y que, para no perjudicar a los comerciantes del rubro se decidió aplazar la aprobación de la medida a marzo de este año. Por este motivo, siendo que la ordenanza ya lleva ocho meses desde su sanción, estos comerciantes deberían haberse adaptado a la misma.

Terminada la sesión, Radio Tortuga 102.7 habló con el concejal de la UCR sobre los inconvenientes que podría causar esta falta de reglamentación, y al respecto nos decía: “esto nos puede ocasionar graves problemas en la aplicación, esperemos que esta negligencia del Departamento Ejecutivo no signifique que la ordenanza se derogue en la práctica hasta el año que viene”.