3 2 1...
  • Francia-53
  • ARCHI_289530
  • ARCHI_289541
  • ARCHI_289543
  • ARCHI_289555
  • ARCHI_289556
  • ARCHI_289573
  • ARCHI_289574
  • ARCHI_289589

Política, Sociedad, Sucesos

Horror en Francia

Múltiples atentados se llevaron a cabo anoche en París, con un saldo de al menos 150 muertos, un centenar de ellos en una toma de rehenes en una sala de conciertos y otros cinco en las inmediaciones del Estadio de Francia. Esta mañana el  grupo Estado Islámico se adjudicó  la autoría de los ataques y dijo que Francia seguirá “encabezando la lista” de sus objetivos.

El presidente francés, François Hollande anoche declaró el estado de emergencia, anunció el cierre de las fronteras del país y pidió refuerzos militares para hacer frente a estos “ataques terroristas sin precedentes”.

La policía dijo que más de 100 personas murieron en la sala de conciertos del Bataclan en el distrito 11 de París. Unos 1.500 espectadores se encontraban en el interior, que asistieron al recital del grupo estadounidense de rock Eagles of Death Metal, cuando irrumpieron los asaltantes.

“Dos o tres individuos a cara descubierta entraron con armas automáticas de tipo kalashnikov y empezaron a disparar de forma indiscriminada contra la gente”, contó un periodista de la radio Europe 1, Julien Tierce, que estaba dentro. “Duró unos 10 o 15 minutos. Fue sumamente violento y hubo una ola de pánico”, agregó.

Otro testigo explicó a la emisora France Info que uno de los atacantes gritó Alá Akbar: “Dios es grande” antes de abrir fuego.

Además de la toma de rehenes del Bataclan, al menos cinco personas perdieron la vida en tres explosiones cerca del Estadio de Francia, donde se disputaba un partido internacional amistoso entre Francia y Alemania.

Al menos una de esas explosiones fue provocada por un suicida, algo que no había ocurrido nunca en Francia en la historia reciente. El estadio, en el que había 80.000 personas, fue desalojado.

El jefe de Estado presenciaba el partido junto al ministro de Relaciones Exteriores alemán, Frank- Walter Steimeier, y fue evacuado a la sede del Ministerio del Interior, desde donde tomó las primeras medidas.

Un restaurante camboyano cercano al Bataclán también fue atacado, y habría muertos, según algunas fuentes. “Era surrealista, todo el mundo estaba en el suelo, nadie se movía”, describió una mujer. “La gente no entendía lo que estaba pasando”.

Los demás ataques y tiroteos se produjeron cerca de la céntrica plaza de la República, en locales muy concurridos en las noches durante fin de semana.

Ante la gravedad de los atentados, la policía y el ayuntamiento recomendaron a la población que permanezca en sus casas “salvo necesidad absoluta”.

La ciudad ya había sido blanco a principios de enero de mortíferos atentados yihadistas contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher en París, que causaron 17 muertos.

Tres días de duelo

El Presidente francés, François Hollande, dijo este sábado en una declaración a la nación que los atentados de anoche en París “son un acto de guerra del Estado Islámico contra Francia”.

También hizo hincapié en que ante este ataque contra su país “de forma cobarde, vergonzosa, violenta, Francia no tendrá compasión con los bárbaros del Estado Islámico”.

Al respecto, adelantó que Francia “actuará con todos los medios, dentro del derecho y en todos los terrenos, exteriores e interiores en concertación con nuestros aliados, que son también objeto de esta amenaza terrorista”.

En su breve alocución al término de un Consejo de Defensa con varios miembros de su Gobierno, el Mandatario indicó que los ataques se organizaron “en el exterior de Francia” y que contaron con “cómplices en el interior” del país.

Asimismo, el jefe de Gobierno decretó “tres días de duelo nacional” por los ataques ocurridos en la capital francesa y anunció que comparecerá el lunes ante el Parlamento para informar de las medidas que planea adoptar.

 

Fuentes: Agencia EFE, AP y medios internacionales

FOTOS:
Memoriales en honor a las victimas.
El Pasaje Saint Pierre por donde escaparon los sobrevivientes del Bataclan
Las fuerzas de seguridad y socorro se desplegaron en intensos operativos