DESPERTANDO...
  • alacranes
  • alacran 1
  • alacran 2

Provincia de Córdoba, Sociedad

Prevención contra alacranes y escorpiones

Todos los años entre enero y marzo se intensifica la presencia de escorpiones y alacranes debido a las altas temperaturas y la humedad.

A los fines de prevenir picaduras de estos arácnidos se recomienda observar una serie de medidas: evitar caminar descalzo, especialmente durante la noche cuando los escorpiones están más activos; mantener limpios los jardines y baldíos cercanos a nuestros domicilios; sacudir las prendas y zapatos antes de vestirse y la ropa de cama antes de acostarse, y mantener la higiene especialmente en rincones y  detrás de muebles, entre otros.

Si aparecen escorpiones dentro de la vivienda, se recomienda colocar mallas metálicas en desagües y resumideros y limpiar cuidadosamente detrás de artefactos de baño, cocina, lavadero, lugares habituales donde buscan refugio los escorpiones.

Si esta de campamento, no olvide cerrar correctamente las carpas y mantener el orden, y por su seguridad no introduzca las manos en huecos de árboles, cuevas, troncos caídos, debajo de piedras o cualquier otro lugar que pueda servir de refugio a escorpiones.

¿Qué hacer en caso de accidente?

La desinformación sobre cómo tratar una picadura de este insecto, es la causa por la que año tras año mueren numerosas personas –en su mayoría, niños–, horas después de haberse emponzoñado.

Hay dos especies de alacranes de importancia médica: una venenosa, y la otra no venenosa. La manera de diferenciar una especie de la otra, es mediante algunas características físicas.

  • Los alacranes venenosos poseen pinzas largas y delgadas, un aguijón doble,  y tienen una coloración castaña-anaranjada, con tres franjas oscuras en el dorso.
  • Los alacranes no venenosos, en tanto, tienen pinzas cortas y gruesas, y un único aguijón. Su coloración es uniforme.

Si sufrió de la picadura de un alacrán o escorpión, tomé abundante agua, desinfecte la herida y aplique hielo en el lugar para aliviar el dolor y retrasar la absorción del veneno. Concurra de inmediato al médico. El tratamiento habitual se basa en el uso de corticoides hasta que el cuadro cede. Con trastornos del ritmo cardiorespiratorio y alteraciones digestivas (vómitos) durante las dos primeras horas, concurra con urgencia a un centro asistencial. El tratamiento debe realizarse con el antiveneno específico. Los hospitales públicos regionales poseen el antiveneno y sus guardias están especializadas en atender estos casos de urgencia.

En lo posible, encerrar el escorpión en un frasco con alcohol para llevarlo al centro médico.

La picadura de estos arácnidos no es directamente mortal, pero la urgencia con la que la persona sea atendida, será de lo que dependa la vida de la misma.

Síntomas

Algunas de las primeras manifestaciones del emponzoñamiento son: intenso dolor, mareos, vómitos, sudoración excesiva, taquicardia, dolores abdominales, pérdida momentánea de la visión y el equilibrio. En ancianos, niños, alérgicos o personas débiles, puede provocar la muerte.