Cargando...
  • Memoria 2016
  • 2Memoria 2016
  • 3Memoria 2016
  • 4Memoria 2016
  • 5Memoria 2016

Alta Gracia, Política, Sociedad

Paravachasca se movilizó por la Memoria

Con consignas relacionadas a Memoria, Verdad y Justicia, aproximadamente mil vecinos y vecinas se movilizaron en Alta Gracia. En el acto se pidió una Comisión municipal de la memoria.

Con la participación de vecinos y vecinas de las localidades del Valle de Paravachasca, se llevó a cabo el acto y la marcha en conmemoración del 24 de marzo bajo las consignas de Memoria, Verdad y Justicia. Del acto organizado por el colectivo “Paravachasca por la Memoria”, participaron organizaciones sociales, vecinos y vecinas sin banderas partidarias, instituciones, partidos políticos y funcionarios municipales. Según estimaron los organizadores, unas mil personas marcharon por las calles céntricas.

En esta oportunidad, se volvió al tradicional recorrido, partiendo desde la explanada del Reloj Público por Belgrano hasta Plaza Mitre, entrando por calle Liniers, donde se llevó adelante el acto donde se recordó a las víctimas del terrorismo de estado del último golpe cívico- militar llevado adelante hace 40 años. Cabe destacar que en 2015, el clima obligó que la marcha cambiara de rumbo hacia el Polideportivo Municipal.

“Esta actividad representa el cierre de una serie de intervenciones artísticas, talleres en las escuelas, charlas, obras de teatro, festivales que coordinamos junto a nuestrxs compañerxs de la Mesa de Trabajo Provincial por los Derechos Humanos – Nodo Paravachasca, para conmemorar este 40 aniversario del inicio del último golpe cívico – militar que azotó nuestro país”, informaron desde el colectivo multisectorial que organizó las actividades de este año. Cabe mencionar que el colectivo trabajó con diversas actividades previas a la marcha y el acto del 24.

El acto que culminó por la noche en Plaza Mitre, cerró con la participación de distintos artistas.

COMISIÓN DE LA MEMORIA

Luego de la multitudinaria marcha, en el acto realizado en el Anfiteatro de la Memoria emplazado en Plaza Mitre, se leyó el documento elaborado por el colectivo y al cual adhirieron decenas de instituciones. En él, se pidió por la creación de una “comisión municipal de la memoria” que promueva políticas relacionadas a los derechos humanos en la ciudad y se cuestionó al presidente de la Nación, Mauricio Macri, que recibió durante la emblemática fecha al presidente estadounidense Barack Obama.

EL DOCUMENTO QUE SE LEYÓ EN ALTA GRACIA

Hace 40 años, los argentinos sufrimos un sangriento golpe de estado.

El 24 de marzo de 1976, comenzó en nuestro país una dictadura genocida, que significó la instauración de un modelo de exclusión y saqueo político, económico, social y cultural, en el marco de un plan sistemático, ideado por la CIA y sus cómplices locales, y llevado a cabo por un andamiaje cívico militar, en el que no estuvieron ausentes sectores de la Iglesia, la Justicia, los medios de prensa hegemónicos y las grandes corporaciones con intereses económicos, que golpearon las democracias de todo el continente americano, y enlutaron la patria grande de América latina.

Hoy, la memoria del pasado nos permite reconocer en el presente a muchos cómplices, que, con ropajes renovados, amenazan la soberanía y libertad de nuestra América Latina y de sus luchadores. Hoy vemos con tristeza cómo, rápidamente se retorna al mismo modelo político económico de la dictadura, en el que el disenso se castiga con la Ley Antiterrorista y a través del protocolo de represión de la protesta social y el encarcelamiento de sus dirigentes.

Desde hace meses, asistimos a una campaña orquestada desde el nuevo gobierno y los medios hegemónicos, que pretenden volver a instituir la teoría de los dos demonios para pensar los años 70, hablando de la existencia de una guerra, cuando en realidad hubo un plan sistemático de exterminio, que, desde el Estado, conspiró contra la vida de miles de argentinos.

Pretenden hablar de cifras, como si la cifra fuera un dato relevante al hablar de secuestros,  tortura y desapariciones.

Hablan de cifras para no hablar del robo de bebés, de la supresión de sus identidades. Hablan de cifras, para no hablar de que a esos bebés les negaron el abrazo de sus abuelas.

¿Hablan las cifras, del miedo, del exilio, de las secuelas de la cárcel y la tortura, de las heridas de una vida de incertidumbre, que sigue buscando a sus muertos en fosas comunes?

Hoy, en esta plaza, a 40 años del golpe, ponemos en disputa el territorio de la memoria y denunciamos que muchos de los que avalaron, acompañaron y fueron cómplices del golpe; los que se beneficiaron con las políticas de saqueo y exclusión, han vuelto, aggiornados, a querer mentirnos la historia una vez más.

El golpe de estado fue la salida del liberalismo, al proceso de creciente resistencia social de los pueblos de América Latina. Y fue desde los Estados Unidos, desde donde se orquestó el plan sistemático de aniquilamiento y saqueo de América Latina, con recursos económicos y militares, y con la escuela de las Américas, instruyendo a los grupos de tareas.

Hoy, el presidente de la república pretende burlarse de nuestra luctuosa historia reciente, invitando en el día de la Memoria por la Verdad y la Justicia, a Barack Obama, que llega con las manos manchadas, con la sangre de los pueblos de medio oriente, y sin la más mínima autocrítica por la participación y complicidad de su país, en los golpes genocidas en América Latina.

El terrorismo de estado dejó su marca, y los años de impunidad también. Una marca sobre la memoria colectiva. Una memoria que construimos, habitando la democracia con participación y socialización de la palabra.

Desde el año 2006, a la condena social se le sumó la esperada condena judicial. Hoy, con más de 2000 imputados y cerca de 600 genocidas condenados, los juicios de lesa humanidad que se llevan adelante en todo el país, aunque tardíamente, son un logro de la lucha colectiva que tenemos que defender. Porque sin MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA, NO ES POSIBLE EL NUNCA MÁS.

A 40 años del golpe de estado genocida, no olvidamos ni perdonamos

Porque asesinaron y desaparecieron, porque nos negaron la posibilidad de enterrar a nuestros muertos.

Porque saquearon al país, llenándose los bolsillos y enriqueciendo a sus cómplices civiles.

Porque nos quitaron derechos, libertades y garantías.

Porque nos robaron educación y cultura.

Porque nos quemaron los libros y la música.

Porque se robaron a los nietos, y les negaron su identidad, su historia y el abrazo de sus abuelas.

A 40 años del golpe de estado:

Celebramos la continuidad de los juicios de Lesa humanidad en la provincia y en todo el país, e invitamos a todos a sumarse a construir memoria, participando de sus audiencias con la sola presentación del DNI.

Pedimos justicia por Jorge Julio López y Silvia Suppo, cuya desaparición y asesinato respectivamente, fueron obra de la reacción de los que quisieran volver a un país con impunidad, sin juicios de lesa humanidad, sin condenas a genocidas y sin políticas públicas de memoria.

Repudiamos las amenazas que, en estos días, están sufriendo militantes sociales y políticos, y espacios de memoria. Estos hechos, lejos de amedrentarnos, nos motivan a seguir sosteniendo esta lucha por Memoria, Verdad y Justicia.

Exigimos la libertad de Milagro Sala y de todos los presos políticos, y condenamos la estigmatización y represión de la protesta social.

Proponemos la creación de una “Comisión Municipal de la Memoria”, como órgano promotor de políticas públicas de memoria y derechos humanos en la ciudad, que sea una voz plural y multisectorial de nuestra ciudad.

Carlos Alberto D’Ambra… Presente. Ahora y siempre.

Alicia D’Ambra… Presente. Ahora y siempre.

Hugo Pavón… Presente. Ahora y siempre.

Luis Agustín Carnevale… Presente. Ahora y siempre.

30 mil compañeros desaparecidos… Presente. Ahora y siempre.