EN UN TOQUE...
  • recorrido de la acequia(1)_opt
  • recorrido de la acequia(2)_opt
  • recorrido de la acequia(3)_opt
  • recorrido de la acequia(4)_opt

Alta Gracia, Cultura

Estudiantes marcaron el recorrido de la acequia construida por los negros esclavizados

Se trata de un proyecto coordinado por la artista plástica local Hilda Zagaglia del que participaron estudiantes del segundo ciclo de la escuela Manuel Solares y del Ensag.

Las raíces afro forman parte indispensable de la cultura nacional a punto tal de que cada 8 de noviembre se celebra el Día nacional de las y los afroargentinos. La fecha homenajea a María Remedios del Valle, fallecida un 8 de noviembre de 1847, tras haber combatido en el Ejército del Norte y nombrada capitana por el general Manuel Belgrano. En este marco, Alta Gracia retoma el proceso histórico de los negros esclavizados que sentaron los cimientos de la ciudad a través de actividades en el Museo de la Estancia Jesuítica y en las instituciones educativas.

Este viernes, estudiantes de la escuela Manuel Solares realizaron el paseo de “Las memorias del agua en Alta Gracia: energía hidráulica, esclavos y producción agrícola en la acequia, el Tajamar”, a través del cual se remarca el recorrido de la acequia construida por los negros esclavizados en nuestra ciudad. “El objetivo es reflexionar a través de actos artísticos sobre algunos aspectos que conforman nuestra identidad regional”, explicó en diálogo con Radio Tortuga 102.7, Hilda Zagaglia, quien dirige la iniciativa.

“Pasaron más de 400 años y sigue funcionando el agua por ese mismo lugar, con esa inteligencia  y precisión que tuvieron los Jesuíticas para llevarla de un lugar tan bajo a un lugar tan alto, cuando actualmente proveer de agua representa un problema”, señaló la artista plástica local al tiempo que agregó: “Tenemos un patrimonio tangible construido por mano de obra esclavizada, pero también tenemos un patrimonio que no se ve, que sería desde lo social ‘la tercera raíz’, estos colores de piel heredados y mezclados, y también la acequia, que no se ve y sigue funcionando mantenida por Cosag”.

Por su parte, la docente Claudia Molina señaló a esta emisora, que formar parte de estas iniciativas, “significa ser parte de la historia de nuestra ciudad”. “Para nuestra escuela es un orgullo, las familias nos acompañaron a preparar los trabajos”, precisó.

 

Paseo y Recorrido

“Estamos tratando de integrar, reflexionar sobre esta riqueza cultural compleja formada por los distintos grupos humanos, y que ser portador de color es todo un problema que se sigue heredando, se trata de sacarnos esas máscaras y tratarnos de ver al otro como una unidad”, enfatizó Zagaglia en relación al proyecto de su autoría.

El recorrido comenzó en el encuentro de los dos arroyos, de antaño una boca de toma, ubicado en cercanías de la Pileta Olímpica Municipal. Posteriormente las y los estudiantes fueron marcando con cintas rojas el trayecto que toma la acequia hasta el Tajamar, actividad de la que participaron más de cien niños y niñas. El paseo busca visibilizar la obra de acequia construida por los negros esclavizados.

“Es tan rica la diversidad, todo lo que hemos heredado, tanto arte tapado es bueno que salga a la luz”, indicó Zagaglia al tiempo que explicó lo que significa celebrar el Día Nacional de las y los afroargentinos: “Es un poco como un festejo doble, porque hay que hacer el duelo para los que estamos conformados por la cultura europeizante, matar ese aprendizaje y festejar la resistencia”.