Cargando...
  • Juan Manuel Saieg

Política

Actualización del POUT: evalúan crear una franja para producción agroecológica

El vice intendente Juan Manuel Saieg, a cargo de esta tarea, adelantó que para 2018 está previsto una encuesta de opinión y un estudio de impacto ambiental para complementar los datos vertidos por las fuerzas vivas consultadas. Además, anunció la posible creación de una franja de producción agroecológica. 

En diálogo con Radio Tortuga 102.7, Saieg manifestó que en pos de la actualización del Plan de Ordenamiento Urbano y Territorial (POUT) que determina los usos de cada sector de la ciudad, ha mantenido reuniones con “clubes, el centro comercial, agentes de salud, de seguridad, policía, bomberos”, que ha recabado información de estas instituciones y que se han considerado las ideas fuertes que estos espacios han transmitido.

Además, apuntó que han “trazado los mapas de cómo están hoy las redes de agua y gas, las líneas de tránsito”, y que se han reseñado lotes baldíos y vías de acceso a la ciudad para poder elaborar un “diagnóstico de fortalezas y debilidades” que permita pasar luego al armado de un plan de mejoras.

Reconoció Saieg que en 2017 ha quedado pendiente “una encuesta de opinión del perfil de la ciudad y un estudio técnico ambiental sobre escorrentías y bosque nativo”, que se va a realizar en marzo con la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de Córdoba. Previamente, entre enero y febrero se presentaría un anticipo de lo que se ha venido haciendo.

“Uso eficiente del espacio”

El viceintendente consideró que hay unos seis o siete objetivos planteados para alcanzar con la actualización del POUT, entre los cuales destacó “el uso eficiente del espacio”, con el análisis del modo en que debe crecer la ciudad, la consideración de las construcciones en altura, los espacios verdes y la preservación del bosque nativo.

Respecto a lo ambiental, Saieg adelantó también que en base a la nueva disposición urbanística que empezó a forjarse a partir de la aprobación de la ordenanza que limita el uso de agroquímicos a 1500 metros de las viviendas; se está pensando “crear una barrera de cultivos sin agroquímicos desde la mancha urbana hasta el sector agropecuario”, para ponerle un coto al desarrollo urbano.

En esta franja se permitiría el trabajo agropecuario ecológico. Más allá de esta barrera, se podría seguir sembrando de manera tradicional; todo esto sin modificar la ordenanza que prohíbe las fumigaciones a menos de 1500 metros de las viviendas.