Cargando...
  • Arroyos en Colectividades 2018 B
  • Arroyos en Colectividades 2018 A

Sociedad

El reclamo por arroyos desalambrados intervino las afueras de Colectividades

El colectivo social Todos por Nuestros Arroyos, aprovechando la importante afluencia de público al Encuentro de Colectividades, montó un ingenioso reclamo para que el Poder Judicial provincial quite los alambres del arroyo Los Paredones. Lo hizo a través de una intervención pública en Alfonsín esquina Ecuador, que permitió visibilizar la demanda popular.

Paola Lucero, integrante de este colectivo, en diálogo con Radio Tortuga 102.7, explicó que el objetivo de esta intervención es “seguir visibilizando nuestro reclamo de hace tanto tiempo para quitar finalmente los alambres transversales del arroyo, impuestos por (el country) Potrerillo de Larreta”. La vecina recordó que “un fallo de la Justicia ya ha determinado quitar los alambres” pero que la apelación del barrio privado le ha permitido sostener los alambres sobre el curso de agua.

La intervención, con toques de humor, mostraba a unos golfistas defendiendo como propio un espacio que no es de él (el arroyo) y demandándole a los transeúntes que no invadan su espacio. “El choque entre el interés público y el privado”, graficó Paola.

Seis años de un reclamo sin respuesta

“Queremos el espacio público que nos corresponde a los vecinos de Alta Gracia”, sintetizó Paola. Todos por Nuestros Arroyos hace seis años que sostiene este reclamo. Multitudinarias marchas, intervenciones públicas, pedidos formales y juntadas de firmas han dejado en claro el carácter popular de este reclamo por más derechos y menos privilegios. “Está muy lento todo, por eso seguimos en pie”, apuntó categórica la vecina.

La Municipalidad de Alta Gracia y los vecinos a través de la fundación FUNDEPS han sido aceptados como terceros interesados en el juicio entre el barrio privado Potrerillo de Larreta y el gobierno de la Provincia de Córdoba por el arroyo. “Queremos que la Municipalidad tome más partido, que el reclamo sea más potente, para que este espacio público no sea explotado por un privado. Que se respete el cauce del arroyo, que no se extraiga agua del arroyo para regar las canchas del golf, que se respete la línea de ribera”, sintetizó en pocas líneas Paola, para concluir.