Cargando...
  • Colectividades 2018 - septima noche hilda lizarazu 05
  • Colectividades 2018 - septima noche hilda lizarazu 03
  • Colectividades 2018 - septima noche hilda lizarazu 04
  • Colectividades 2018 - septima noche hilda lizarazu 02

Cultura

Colectividades 2018: Hilda Lizarazu rockeó bajo la lluvia hasta la suspensión

Un temporal de lluvia espesa obligó a suspender los espectáculos de la séptima noche del Encuentro Anual de Colectividades, cuando Hilda Lizarazu versionaba a Charly García con “Buscando un símbolo de paz”. Marcelo Moura, Leo García y Javier Calamaro, quienes completaban el Tributo al Rock Nacional, ni siquiera llegaron a pisar el escenario.

Estaba programado para más tarde el show del Indio Lucio Rojas, que ya había sido suspendido la noche anterior por razones climáticas. Quedó pendiente, junto con el Tributo al Rock Nacional, para ser reprogramado durante el año, según manifestaron desde la Comisión Organizadora de Colectividades.

Al momento de la suspensión, habían pasado por el escenario los locales Mala Specto y Forjha, y los rosarinos de La Semilla; y Lizarazu había interpretado “Extraño ser” de Suéter y “Olvidate de mí” de Man Ray. Las primeras gotas, cayendo con pesadez, precipitaron la huida de buena parte del público que se había acercado hasta las plateas y que venía advirtiendo la actividad eléctrica en el cielo.

Sin embargo, unas 50 personas, con piloto, paraguas e incluso con sillas sobre sus cabezas, “le hicieron el aguante” a Hilda Lizarazu que, con actitud rockera, cantó hasta el final la canción de Charly García, cercana al público. En ese momento, irrumpió el locutor Cristian Moreschi para agradecerles a los artistas y al público y para anunciar que por razones de seguridad, quedaba suspendido el escenario.

Afuera del predio, mientras tanto, el número de visitantes era incluso mayor al que había ingresado. La avenida Alfonsín y sus puestos de artesanías, libros y productos de reventa se vieron colmados de curiosos, entre niños y jóvenes que correteaban como cada noche con disparos de espuma loca, vendida masivamente pese a la ordenanza municipal que la prohíbe.