BUENAS...
  • German Rodriguez 3

Alta Gracia, Política

¿Ética u oportunismo? El radicalismo no quiere nepotismo en el gabinete de Alta Gracia

En línea con el publicitado decreto 93/2018 con que el presidente Mauricio Macri dispuso que no se puedan designar familiares en el gabinete nacional; concejales radicales pretenden aprobar una ordenanza para incorporar al Código de Ética un artículo que en Alta Gracia restrinja las designaciones familiares en el “ejercicio de la Función Pública Municipal”.

El sitio informativo politicargentina.com precisó que en el mismo gobierno nacional, la aplicación de esta disposición vía decreto, afectó tan sólo a 12 familiares que dejaron sus cargos, mientras que parientes directos de importantes funcionarios como la vicepresidenta Gabriela Michetti o el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, aún se sostienen en sus puestos.

¿Ética u oportunismo?

Germán Rodríguez, presidente del bloque de concejales del radicalismo en el Concejo Deliberante de Alta Gracia, consultado por Radio Tortuga 102.7, precisó que el proyecto que fue ingresado por Mesa de Entrada el jueves 8 de febrero, para ser tratado a partir de marzo cuando vuelvan las sesiones ordinarias. Explicó que surgió de una conversación entre los cuatro ediles (Rodríguez, Leandro Morer, Roberto Brunengo y María Inés Cariganani) y la tribuno de Cuentas, Marisa Carrillo. Que a partir de la publicación del decreto presidencial de Mauricio Macri, entendieron que la decisión nacional estaba “en línea con los valores” que deben “transmitir en la función pública” y que en el Código de Ética municipal se podía incorporar “un capítulo específico que prohíba la designación de familiares hasta el segundo grado”.

RADIO TORTUGA (RT): El decreto de Macri ha despertado polémica en diferentes sentidos; algunos lo cuestionan como demagógico y más aún, viniendo de un gobierno nacional que desde 2015 tiene a muchos de sus familiares dentro de su gabinete y como beneficiarios directos de sus políticas y contrataciones.

GERMÁN RODRÍGUEZ (GR): Eso formó parte de nuestro debate. El nepotismo existe en todos los gobiernos nacionales, provinciales y municipales. Veíamos conveniente y oportuno que para este comportamiento, que sobrepasa los límites éticos y morales, exista una norma de carácter legal. Hablar de la incidencia del nepotismo en cuanto a cantidad de funcionarios designados es insignificante. Lo que sucede es que la designación de estos familiares tiene su problema en la calidad y la importancia de las decisiones que toman. En el caso concreto de Alta Gracia, en este momento tenemos un solo funcionario que es pariente, pero nada más y nada menos que el secretario de Gobierno (N.delE.: haciendo referencia a Marcos Torres, hermano del intendente Facundo Torres).

RT: En el caso de Mauricio Macri, las denuncias por nepotismo vienen desde el inicio mismo de su gobierno y dos años después, en medio de una crisis económica y las denuncias por maltrato de uno de sus ministros, Jorge Triaca, que tiene parientes en el gobierno, es que se impone este decreto. La pregunta que cabe es: Si había un convencimiento real sobre el tema, ¿por qué se esperó hasta la mitad del mandato para prohibirlo?

GR: Esa pregunta cabe hacerla desde el 83 a la fecha, desde el retorno de la Democracia. Es sabido que Macri toma esta decisión por una situación de uno de sus ministros. Lo que hay que preguntarse es si esta decisión va a resultar favorable para el carácter republicano de las acciones de gobierno.

Chances reales

A través de su ministro de Gobierno, Juan Carlos Massei, el gobierno provincial calificó como “medida de excepción” al decreto de Macri y adelantó su negativa a implementarla para el gobierno provincial, aduciendo que el “cumplimiento de objetivos” es la vara a través de la cual se mide el rendimiento de los funcionarios.

“Veremos hasta qué grado lo acatan los concejales de Unión por Córdoba”, dijo Rodríguez, sabiendo de antemano que probablemente la votación en el recinto legislativo altagraciense le sea adversa.

Extraoficialmente, se ha sabido que el mismo intendente de la ciudad de Córdoba, el radical Ramón Mestre, que tiene a dos familiares directos en su gabinete, tampoco impulsaría una restricción de designación de sus familiares en su gobierno.