Cargando...
  • Movilización Movimiento 1 de Mayo 01
  • Movilización Movimiento 1 de Mayo 02
  • Movilización Movimiento 1 de Mayo 03

Política

Vecinos de Alta Gracia sumaron su voz al reclamo nacional por emergencia social

El 15 de febrero, bajo la consigna “Sí al Trabajo, No al Ajuste”, en todo el país se movilizaron organizaciones sociales y políticas por la emergencia social que se vive en los barrios más postergados. En Alta Gracia, vecinas y vecinos de barrio 1° de Mayo y de barrio Sabattini se concentraron frente a la Municipalidad de Alta Gracia, también con urgentes demandas locales.

Lourdes Criado, integrante del Movimiento Primero de Mayo, consultada por Radio Tortuga 102.7, explicó que la jornada nacional de lucha, implica un reconocimiento de la emergencia social que atraviesa la Argentina y demanda un aumento del salario mínimo, vital y móvil, acorde a los aumentos de tarifas y precios que se están generando en estos meses, contrataciones y herramientas para quienes trabajan en organizaciones populares y una ley que les reconozca.

El Estado ausente

“Hace un año venimos trabajando de manera conjunta con vecinos de barrio Sabattini, ante la necesidad de alimentación de nuestros vecinos y al ver la precarización que sufrimos; se armó un comedor y un merendero, después se trabajó con apoyo escolar y así empezamos a involucrarnos. Hoy tenemos además un roperito, producción de pan, huerta comunitaria, un grupo de construcción, mejora del espacio comunitario y del barrio”, detalló Criado, quien apuntó que si bien no es obligación de los vecinos “hacer lo que al Estado le corresponde”, de hecho vienen “trabajando para mejorar las condiciones de vida” y tienen “que ser reconocidos como trabajadores”.

Se trata de unas 40 familias que están implicadas solidariamente en estos emprendimientos. “Pero el beneficio es para todo el barrio”, acota Criado, quien posteriormente despliega un listado de reclamos vinculado a la calidad de los servicios en el barrio.

En lo que hace al servicio eléctrico, muchas familias tienen conexiones irregulares; cabe recordar que el año pasado una vivienda del barrio se incendió consecuencia de un cortocircuito. Respecto al agua potable, argumentan que consumen “un agua intomable” cuando tienen la suerte de contar con el servicio.

Finalmente, sobre el celebrado PROMEBA IV (Programa de Mejoramiento de Barrios del gobierno nacional, anunciado junto a la Municipalidad hace dos años y que no ha llegado aún al barrio), cabe recordar que en el Boletín Oficial del 27 de julio de 2017, figura la Resolución 197-E/2017 de la Agencia de Administración de Bienes del Estado, AABE, que estipula la transferencia de las tierras del Ferrocarril sobre las que está asentado este barrio hace más de dos décadas, a la Secretaría de Vivienda y Hábitat del Ministerio del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, para que se ponga en marcha el PROMEBA IV sobre una superficie aproximada de 94 mil 781 metros con 33 decímetros cuadrados.

Desde y hacia el barrio

“Habíamos hecho una gestión para pedir maquinarias y para sostener el comedor y la única respuesta que tuvimos fue dos leches y un azúcar por semana para 50 niños, que no alcanza”, manifestó Janet Batista, otra vecina consultada por este medio. “Es como decir, ‘tomá, arreglátelas como puedas'”, completa con indignación Liliana Giménez.

“Hay gente que hace changas, limpia casas para poder sostener esto porque todo sale de nuestro bolsillo”, explicó Batista, fundamentando la necesidad de las demandas al Estado municipal. “Y no alcanza”, lamenta Giménez, quien agrega que se pidió ayuda para hacer un baño en el salón comunitario que montaron los vecinos en barrio 1° de Mayo, en el que desarrollan muchas de las actividades. “Los niños que van al apoyo escolar tienen que ir a sus casas a hacer pis”, grafica Criado, quien detalla que recibieron una ayuda económica pero nunca se cumplió con la promesa de garantizar los materiales para la construcción de este baño, que se levantaría con la mano solidaria de los mismos vecinos.