Cargando...
  • Jurassic World El reino caído

Cultura

Sobre “Jurassic World: El reino caído”: Los dinosaurios van a desaparecer

Por Agus Moreno (*). Pocas veces el título describe tan bien a una película. Si algo hay que celebrar de este nuevo film de dinosaurios es que nos avisaron con tiempo que Jurassic Park como saga se está extinguiendo.

Una forma “cómoda” de analizar una película es la comparación, a veces con este fin se fuerzan demasiado los análisis para demostrar que todo tiempo pasado fue mejor, peeeero a veces el mismo planteo del largometraje te obliga a caer en comparaciones, y sí, éste es uno de esos casos.

Cuando se estrenó la primer Jurassic Park (1993), yo era muy chico y me encantaban los dinosaurios, como a muchos. Jugaba con juguetes de dinosaurios y me pasaba todas las tardes dibujándolos. Sin embargo, no fui a ver el estreno al cine, mi familia fue a verla y me dejaron durmiendo en casa. ¿Por qué es importante esta anécdota? NO me llevaron al cine porque Jurassic Park era una peli “para grandes”.

Con esto voy a que en Jurassic Park (1993), los dinosaurios eran animales irracionales que mataban gente, a veces personas “buenas”, filmográficamente hablando, porque, como monstruos que eran. no distinguían entre el bien y el mal.

Desde que se rebooteó la saga con Jurassic World, a los genios creadores de este esperpento se les ocurrió la idea (no se de dónde la sacaron) que los dinosaurios eran los buenos y que si se comían a alguien, tenía que ser algún desgraciado que quería sacarles provecho.

En toda la saga hay una idea que la atraviesa: el poder del hombre para crear y dominar la vida y cómo esto es inútil ante la naturaleza, que siempre “Se abrirá camino”. Entonces, las ambiciones del capital chocan contra el instinto animal y sólo puede resultar en caos.

Al principio dije que “Jurassic World: El reino caído” pedía ser comparada por sus similitudes con el pasado, pero no con la primera. Eso ya paso hace cuatro años. El Reino Caído es una copia burda de “Jurassic Park: The Lost World” (1997).

Aquí encontramos las mismas motivaciones, los dinosaurios dominan la isla y a un millonario filántropo (antes John Hammond, ahora su socio) le agarra un ataque de ecologismo y quiere salvar a las criaturas para su prosperidad.
Los protagonistas encabezan este viaje con intenciones nobles, pero el malvado capital y sus hombres de negocios aparecen enseguida para voltear la situación y tratar de sacar los dinosaurios de la isla para lucrar de alguna forma ridícula.

Ridículo es la palabra, porque desde el planteo inicial la película entra en contradicciones constantes con la misma idea que la atraviesa. Si la extinción de los dinosaurios va a ser por una causa natural (un volcán en este caso), por una vez en la saga dejarían que la vida “se abra camino” no haciendo nada. Por paradójico que suene, la naturaleza quería que los dinosaurios se extingan.

Entonces las motivaciones de los protagonistas arrancan muy dudosas y contradictorias, pero bueno si no van a la isla no habría película así que se la vamos a dejar pasar, por mas que el mismo guión se meta solito en esa situación.

Lo que nos queda a partir de eso, son dos horas de situaciones sin alma ni carisma, ni una sola escena memorable. Recordemos rápidamente la peli original de hace 25 años y seguro salen cinco o seis escenas que no nos vamos a olvidar jamás, por más que no te gusten los dinosaurios.

Los personajes principales que repiten de “Jurassic World” no eran interesantes antes y no lo son ahora. Por supuesto, la química entre los dos protagonistas es preocupante. Los nuevos personajes que aparecen, son típicos clichés de la saga y de otras pelis del género (el cazador empedernido, el cobarde “gracioso”, la niña asustada, etc.).

En el medio de la película se ve que ya no sabían que más poner para llenar el metraje y a la fuerza entra una subhistoria sobre un millonario y su nieta, intentando darle profundidad a una historia que hace agua por todos lados. No voy a ahondar mucho en esto porque es un potencial spoiler que el valiente que se anime a ir al cine debería verlo por sí mismo.

Al principio dije que Jurassic Park era una película para grandes, y menos mal que no fui a verla en 1993 porque seguro iba a tener pesadillas. Hoy los dinosaurios son nuestros amigos, son buena onda, sólo matan gente mala y se pelean con dinosaurios mutantes… Esos sí son malos, pero son malos porque son mutantes, así que todo bién (?).

Los dinosaurios van a desaparecer, pero como idea… como concepto.

Porque obviamente se viene una tercera parte de Jurassic World y como la sugieren, se vienen los dinosaurios al estilo “walking dead” en un mundo post-apocaliptico, pero tranquilos que el Velociraptor y el T – Rex seguro hacen equipo para encontrar las piedras del infinito y así logran vencer a los extraterrestres.

LO BUENO: Aparecen algunos dinosaurios.

LO MALO: Todo lo demás.

RECOMENDACION: Si todavía querés ir al cine, espera que gane Argentina así hay 2 x 1.

(*) Conductor del programa radial “Todo Puede Malir Sal”, que se emite los jueves de 16 a 18 en la Radio Tortuga 102.7