Cargando...
  • Contaminación arroyo Chicamtoltina (archivo 2013)

Anisacate, Sociedad

La defensa del arroyo Chicamtoltina pone en marcha a vecinos de Anisacate

Trece años pasaron desde la primera acción que la comunidad anisacatense llevó adelante para visibilizar cómo los efluentes cloacales que desecha la ciudad de Alta Gracia, afectan al curso del arroyo Chicamtoltina, desde la zona sur hasta su desembocadura en el río Anisacate. En estos días, vecinos se organizan para retomar el reclamo por la contaminación.

Alta Gracia no cuenta con una planta de tratamiento adecuado de dichos residuos, los que se descargan casi de forma directa sobre el curso del Chicamtoltina. Solo existen lagunas sanitarias que no cumplen apropiadamente con la función de eliminar los agentes contaminantes. El gran crecimiento de Alta Gracia hace que los desechos se multipliquen. También Anisacate ha tenido un enorme crecimiento en los últimos años por lo que cada vez más familias, que viven en terrenos linderos al arroyo, sufren por el mal olor que desprenden las aguas del Chicamtoltina.

En 2010, la Secretaría de Recursos Hídricos de la Provincia desestimó una acción judicial impulsada por la Municipalidad de Anisacate. En diciembre de 2017, el mismo municipio hizo una denuncia penal para que se investigue la situación, instancia que no tuvo resolución aún.

El ejecutivo altagraciense anunció la licitación de las obras que permitirán reducir la contaminación que llega al arroyo, sin embargo no está claro cuando darían comienzo esas obras. Por eso, los vecinos de Anisacate están en plena organización para reclamar que el Estado dé una solución a la contaminación y se puedan recuperar las orillas del arroyo.

FOTO: ARCHIVO DIARIOTORTUGA.COM DE 2013