Cargando...
  • 20190603_181258
  • 20190603_181442
  • 20190603_175549

Política

Emoción y Acción: #3J en Alta Gracia

Por quinto año consecutivo  Alta Gracia marchó por las calles céntricas gritando “Ni Una Menos”. El lunes 3 de junio más que nunca, la emoción y la fuerza se hicieron sentir. Mujeres docentes, trabajadoras, militantes, niñas, madres, abuelas, papás, abuelos, políticxs, tomaron las calles movilizadas por la fuerza y el dolor.

 

*Por Belén Trucco

Hace apenas unos días, el machismo arrebató los sueños de otra mujer: Aydeé de 18 años, vecina del barrio Villa Satyta de Anisacate, madre de una niña de tres meses y muchísimo camino por delante. Estudiaba para ser docente en la Escuela Normal Superior de Alta Gracia (ENSAG). La mató su ex pareja en frente de sus padres y su hija de sólo 3 meses. Crudo, real y triste.

 

Crónica de una marcha: Lágrimas y lucha

Cae el sol de otoño, la esquina de Alfonsín y Belgrano está copada de personas, en su mayoría son mujeres. Se escuchan desde lejos las charlas, los gritos, las risas, los cantos.  En sus manos llevan banderas y pancartas con diferentes consignas que piden por la vida, la libertad y la justicia.

Empieza la marcha. La Belgrano se abre a la gran marea violeta. En la heterogeneidad, se ven las organizaciones feministas que llevan los pañuelos verdes, pibas y pibes de secundario con sus uniformes. También estudiantes del ENSAG compañeras de Aydeé, llevando sus delantales como bandera. Mujeres de Anisacate que se autoconvocaron para marchar. Referentes de espacios políticos partidarios y vecinxs que se acercan por primera vez. El impacto visual es imponente.

A viva voz se gritan los nombres de las mujeres que faltan en Paravachasca. El dolor vuelve a hacerse presente, a nombrar a Aydeé, la víctima más reciente de femicidio en Paravachasca. El grito de “presente” se hace más fuerte. El dolor se va trasformando en Lucha.

 

La columna del ENSAG

Sin duda uno de los hechos más destacados de la jornada fue la presencia de muchísimxs estudiantes del profesorado. Futuras maestras junto a sus docentes y directivos estuvieron presentes en la marcha, pidiendo justicia por Aydeé.

Paula Galbani, estudiante del segundo año del magisterio expresó: “Nosotrxs a raíz de la noticia que nos movilizó gravemente, nos convocamos en la escuela para tomar medidas y acciones, que no sólo queremos que quede en esta situación particular. Más allá de la tragedia queremos que esto que pasó, cale profundo en la comunidad del ENSAG. Necesitamos hacer esta reflexión, porque la violencia machista atraviesa todos los espacios”.

“Estamos dejando de escuchar a nuestras compañeras que muchas veces claman a gritos pero en silencio, sin poder decir los que les pasa, Aydeé era una de ellas”, enfatizó Paula.

“Nuestra escuela está compuesta en el 90 por ciento por mujeres. Muchas de esas mujeres día a día tienen que soportar miles de situaciones de violencia, sin embargo no tenemos espacios para poder expresarnos, para poder visibilizar, aunque pareciera que empiezan a surgir. Pese a ello tenemos limitaciones que no nos permiten llegar a tiempo. Con Aydeé nos pasó eso”, continuó la estudiante del profesorado.

Por último remarcó: “Hay otras compañeras que sabemos que les pasa lo mismo. Como compañeras de estas mujeres, hemos decido hacer un párate con los docentes, los no docentes y los estudiantes para empezar a atravesar esta problemática en todos los órdenes”.

 

Toda Argentina Gritó “Basta”

Alta Gracia no fue la única ciudad que marchó para decir “Ni Una Menos”. En cada pueblo, en cada ciudad, en cada rincón de nuestro país miles de personas se sumaron a esta marcha que reúne diferentes pensamientos con una sola voluntad: El fin de la violencia machista.

Violencia que en el mejor de los casos maltrata y oprime a todo aquello que salga de la heterónoma patriarcal y en el peor y más extremos de los casos directamente mata.

Cada 30 horas en nuestro país se mata a una mujer, sólo por ser mujer.

 

#NiUnaMenos.