Cargando...
  • 1558952479_981500_1558952534_noticia_normal

Cultura, Series

Evangelion: La serie de los ‘90 que vuelve a revolucionar la pantalla chica

Tras 25 años desde su estreno en Japón, la plataforma Netflix ha incorporado en su catálogo de series el animé de Gainax “Neon Génesis Evangelion”, obra de culto considerada por muchxs como “la mejor serie de la historia”.

Por Horacio D’Ambra- Evangelion es un animé que irrumpió en las pantallas japonesas en el año 1995 y llegó posteriormente a la república Argentina. Planteada como un animé “shonen” (es decir, destinada un público masculino joven), la serie logró atravesar barreras generacionales y culturales en todo el mundo.

La historia transcurre en un futuro distópico, quince año después del evento conocido como “El Segundo Impacto” que barrió con la mitad de la población humana y que dio origen al surgimiento de una agencia secreta internacional conocida como “NERV”, cuyo objetivo declarado es proteger a la humanidad de seres extraños conocidos como “ángeles” que llegan al planeta con el fin de producir un “Tercer Impacto” que logre finalmente aniquilar a la humanidad. Para esto, NERV cuenta con grandes seres robóticos conocidos como “Evas” que sólo pueden ser piloteados por jóvenes adolescentes especialmente entrenados para esto.

El primer capítulo de la serie nos presenta a Shinji Ikari, el “tercer elegido” para pilotear la unidad Eva 01 en la lucha contra los ángeles. Shinji es un joven retraído, hijo del director de NERV, Gendo Ikari, con quien no tiene relación desde hace años.

Aquí es donde Evangelion se separa de lo que, especialmente en latinoamérica, esperábamos de un animé. Lejos de las clásicas series de “mechas” (como se conoce a los clásicos robots gigantes del estilo de Robotech), Evangelion avanza desde el momento cero sobre las psicologías de sus personajes, conduciendo lentamente a una tensión desesperante que avanza capítulo a capítulo hasta llegar a un final capaz de remover arrolladoramente la psiquis de sus espectadorxs.

Planteos existencialistas, conflictos sexuales, traumas familiares y la desesperación humana acerca de la identidad y la evolución biotecnológica son el cimiente sobre el que Evangelion logró constituirse como objeto de culto para múltiples generaciones.

Y hay algo más, tras el final de la serie de 25 capítulos (que conmocionó a millones de fans en todo el mundo), Gainax presentó el mismo final, desde otra perspectiva, en la película “The End of Evangelion”, también disponible en Netflix. Eso sí, es una joya no apta para mentes híper sensibles.