Cargando...
  • WhatsApp Image 2019-08-17 at 4.46.46 PM

Alta Gracia, Deportes

Competencia IRONMAN por Juan Leonardi

El triatlón es un deporte que consta de tres disciplinas, natación, ciclismo y carrera a pie. El primer ganador de este tipo de disciplina fue Gordon Haller. Desde aquí y en adelante se conoció a esta prueba como “Ironman” y es el sinónimo de una de las pruebas de resistencia más importantes del mundo*. En su columna de deporte para diariotortuga.com Juan Leonardi nos cuenta sobre los desafíos a superar para participar de esta competencia. 

Ironman 70.3 es una competencia que suma el tiempo de tres disciplinas, En este caso: 1900 m de natación en aguas abiertas, 90 km de ciclismo y 21 km de carrera a pie sumando 112,9 km; Equivalente a 70.3 millas de distancia. Esto es lo que se conoce como Ironman 70.3 un triatlón de media larga distancia. Existen otras de mayor duración, pero en esta columna haremos hincapié en esta categoría.

 ¿Cómo se prepara un atleta para competir en un IRONMAN 70.3?

En primer lugar, uno debe inscribirse a esta carrera, las cuales podemos encontrar diseminadas por el mundo.

Argentina cuenta con dos de ellas. Una que se realiza en Tigre, Buenos Aires en el mes de Noviembre y otra que se realiza Bariloche durante el mes de Marzo. Tienen el mismo formato, la misma distancia y mismas reglas. Con respecto a las categorías se hayan dos grandes grupos, los profesionales y los amateurs (llamados grupos de edad), a esta última pertenecemos casi todos los mortales.

En segunda instancia comienza un arduo proceso de entrenamiento, ni más ni menos poder preparar nuestro cuerpo y mente para poder afrontar tan inmensa aventura. Sin no solo con entrenamiento se llega a esta carrera, debe acompañarnos un sana alimentación y descanso adecuado, por no decir otra cosa, ser lo más equilibrado posible.

La meta ya esta fijada, el día se acerca, los entrenamientos se van amoldando para que el cuerpo vaya ganando energía y poder dejar todo ese tan ansiado día, pero eso no es todo, hay mas cosas que uno debe prever, entre ellas, la alimentación para el día de la carrera, la ropa que uno va a utilizar, el correcto estado de la bicicleta y varias más.

La Previa a la carrera

La carrera en si es emocionante, una mezcla de alegría, ansias y nervios.

Ironman, además de ser una carrera también es una empresa y sabe muy bien como vender su producto, los días anteriores a la carrera está la expoIronman, el paraíso del triatleta, donde uno puede encontrar de todo, desde zapatillas y ropa, hasta bicicletas, ruedas, neoprenos y muchas, muchas cosas más. En ese mismo lugar uno se encuentra con atletas de todas las procedencias, y con las mismas motivaciones que uno, y se dan charlas sobre las carreras realizadas, los ritmos de carrera, el desempeño que uno espera tener, y así se van forjando nuevos vínculos – he conocido a grandes atletas y sobre todo grandes personas de esta manera – todos esperando el día de la largada.

El día anterior, casi como cualquier otro día, con la diferencia en que uno tiene que ir enfocando la mente, ir armado la estrategia de carrera, aunque, la mayoría de las veces las cosas no salen igual a los planes, ahí debemos adaptarnos. Un aspecto importante la alimentación ir cargando el cuerpo con reservas de energía para lo que nos espera – entre 4 a 6 horas de carrera – y un repaso a toda la indumentaria. También suele hacerse una activación del cuerpo con algún trote suave, rodada en bici o hasta nado en el circuito, si es posible, dejando listas las fibras de los músculos para la acción.

Llega la noche, cena y a acostarse temprano, se necesita el cuerpo y la menta lo más relajada posible, siempre y cuando los nervios lo permitan, ya en este momento mil cosas pasan por la cabeza, como será la partida, ¿el agua estará fría?, ¿habrá viento?, ¿hará mucho calor? Todas ellas pronto a responderse. Y la mañana arranca temprano, ya a las 5 o 6 am un rico y abundante desayuno, mochila en mano y a la zona de la carrera. En ese lugar se dan los últimos detalles, la vestimenta, zapatillas, bicicleta en perfecto estado y nos acercamos a la zona de largada junto con todos aquellos triatletas hambrientos por la gloria, por alcanzar esa meta buscada y deseada, dispuestos a afrontar lo que se nos ponga en frente, cualquier obstáculo, después de todo recorrimos un largo camino para ir entonces por qué no pensar en alcanzar lo que vinimos a buscar.

Se da el aviso de partida y …….  todo lo que sigue es otro cuento.

 

Para más información, lee este artículo: *Juan Leonardi sobre la historia del Triatlón

Imagen: Diego Leonardi