Cargando...
  • luz-y-fuerza-1-1024x768

farco, Provincia de Córdoba, Sociedad, Sucesos

La policía reprimió a trabajadores de Luz y Fuerza que se manifestaban contra una “privatización encubierta” de EPEC

Agencia FARCO - Tras el violento operativo de la Policía cordobesa fueron detenidos nueve gremialistas, todos puestos en libertad cerca de la medianoche del viernes. El sindicato, además, levantó el paro decretado como consecuencia de las detenciones.

Pasado el mediodía del viernes, la Policía de la Provincia de Córdoba desató una dura represión con balas de goma y gases sobre trabajadores y trabajadoras de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba (EPEC), nucleados en el gremio Luz y Fuerza. Por la mañana, el sindicato había marchado hasta el edificio central de la empresa para entregar un petitorio al Directorio de EPEC.

EPEC es una empresa de carácter autárquico, que desarrolla su actividad en la órbita del Ministerio de Servicios Públicos de la provincia de Córdoba. Desde hace años, el Sindicato de Luz y Fuerza denuncia una «privatización encubierta» de EPEC por parte del actual gobierno provincial de Juan Schiaretti, siendo ya una una lucha constante del cuerpo trabajador.

“La intención era llevar un petitorio, específicamente, para identificar la necesidad de que el Consejo de empresa que está legislado por una ley específica, para poder hablar directamente del desastre que están haciendo con la empresa”, explicó Gabriel Súarez, titular del gremio.

Sin embargo, la marcha de este viernes en la ciudad de Córdoba tuvo un desenlace dramático cuando la policía desató una represión sobre los manifestantes, dejando como saldo varios heridos. En los enfrentamientos, se produjeron una gran cantidad de lesionados por balas de goma disparadas por los uniformados.

El secretario general del gremio recibió un impacto de las perdigonadas por parte de la policía provincial. La policía disparó también gases a los manifestantes, con un total de nueve personas detenidas, que fueron liberadas cerca de la medianoche del viernes. A su vez, los trabajadores levantaron el paro que habían decretado como consecuencia de las detenciones.

“Queremos hablar con alguien que técnicamente entienda que lo que están haciendo es llevar a la empresa al abismo, que la están destruyendo y que están generando una serie de inconvenientes, aprovechando el estado de ánimo que está mal en la sociedad. Esto hace que se apure rápidamente algunos elementos. Nosotros no descartamos que quieran dar el último manotazo de ahogado: terminar el acuerdo con Macri, entregar la empresa de energía y privatizarla”, denunció Suárez.

Entre los detenidos estaban Héctor Tosco, hijo del histórico gremialista Agustín Tosco, Luis Calderón, Daniel Ahumada, Camilo Narciso, Javier Díaz, Luis Sánchez, Enrique Cáceres Y Lucas Escudero.

Escuchá el testimonio de Gabriel Suárez en este enlace.

FOTO: Agencia de Noticias FARCO