Cargando...

Columna, Comunicación, Derechos, Juventud

Derecho a la Comunicación en Tiempos de Pandemia: La Mirada de la Juventud

Por Valentina Garbarino. El acceso al Derecho a la Comunicación de niñxs y jóvenes es un tema que está en agenda hace muchos años. Hoy en un contexto totalmente particular y excepcional lo volvemos a poner sobre la mesa junto a Paula Sabatés y Luna Lassa.

Escuchar/Descargar la Columna completa que lleva adelante Valentina Garbarino los días viernes en el Magazín Informativo y Cultural -Que No Se Te Escape- por Radio Tortuga: «Partícipes: Actualidad desde una perspectiva Juvenil y Transfeminista»

Para poder pensar el Derecho a la Comunicación en tiempos de pandemia, es importante saber que es: Este es un derecho integral, universal e irrenunciable que plantea nuestro derecho a estar informadxs, expresarnos, a ser escuchadxs. En ese sentido reclama el acceso igualitario a la información, y también, la creación de espacios abiertos a la participación ciudadana para el intercambio y la construcción de consensos que puedan fortalecer nuestra democracia y crear medios de comunicación más diversos.

La democracia necesita de la comunicación, y esta democracia necesita de una comunicación plural, que reconozca la diversidad, las miradas y las distintas posiciones. Sabemos que los medios de comunicación tienen un rol sumamente importante en la construcción del imaginario social. Y es importante que dentro de ese imaginario todas las voces sean representados. En esa línea hay que poder pensar al ciudadano no sólo como receptor de contenidos, sino también como partícipe en el proceso de producción y emisión. Y para eso, es necesario asegurar las condiciones estructurales para que todos los sectores pueden expresarse.

Como jóvenes muchas veces vemos vulnerado nuestro Derecho a la Comunicación. Tenemos a los grandes monopolios que nos estigmatizan, que nos silencian, que hablan por nosotrxs. Parece obvio pensar que este es un Derecho innegable, pero ahí tenemos que estar lxs pibxs recordandole al Mercado que la palabra no debe ser hegemónica, y que de una vez y para siempre tienen que permitimos hablar por nosotrxs mismxs. Necesitamos   escuchar todas las voces sin prejuicios ni discriminación.

Para pensar y profundizar sobre qué implica el Derecho a la Comunicación en tiempos de pandemia desde una mirada juvenil, hablé con Paula Sabatés. Periodista y Comunicadora Social, trabajadora de FutuRock y Página 12, también Delegada Gremial por Página 12 en el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) e integrante de la Secretaría de Juventud.

¿Cómo crees que se está dando, en este contexto de pandemia, el acceso al Derecho a la Comunicación de Niñxs y Adolescentes?

“Creo que en este contexto de pandemia es un debate siempre el acceso al Derecho a la Comunicación de niñxs, adolescentes y jóvenes. Hay mucha legislación en la Argentina que intenta regular a esta población, a nuestra población y nuestro colectivo, como sujetos de derecho y como audiencias a las que hay que tener en cuenta para reflejar la Información y la Comunicación. Creo que en ese sentido ha habido un avance importante en el contexto de la pandemia, que tiene que ver con la articulación entre los medios de comunicación y la Escuela. A propósito de los proyectos que vino desarrollando la Secretaría de Medios Nacional, vinculando los programas de Radio Nacional y la Televisión Pública, que son además medios federales, con los contenidos de la Escuela. En ese sentido creo que tiene lo que tiene que ver con el ámbito Estatal y de medios se está cumpliendo relativamente bien.

Lo que falta, como siempre, es que estas poblaciones seamos reflejadas sin intermediarios en los medios. Hemos visto muchas notas de qué hacen lxs jóvenes y niñxs en la pandemia y no todas necesariamente reflejan nuestras propias voces. Creo que eso es un poco lo que está faltando y se escriben los debates que permanentemente se dan, sobre todo en el aspecto de los medios audiovisuales, que es fundamentalmente donde más regula la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual respecto a jóvenes. Pero veo por lo pronto positivos estos proyectos de la Escuela en casa a través de los medios, me parece que fortalecen un poco este derecho”.

Como joven y periodista, ¿cuáles crees que son los desafíos que tenemos como jóvenes a la hora de pensar y habitar medios de comunicación?

-“Creo que lxs jóvenes tenemos varios desafíos a la hora de pensar y habitar los medios de comunicación. Pero creo que lo podría sintetizar en dos niveles. El primero es, justamente el de habilitar los medios de comunicación. Hay cada vez un poco más, pero hay históricamente una falta de jóvenes o nuevos trabajadores en los medios de comunicación. Y cuando los hay, cuando estamos, estamos en situación muy precaria de contratación con mucha precariedad. En la última encuesta que hicimos del Sindicato de Prensa de Buenos Aires revela que lxs menores de 30 años tenemos condiciones y contratos de mucha vulnerabilidad. Con lo cual un desafío nuestro, pero sobre todo del Estado, de las empresas y de los sindicatos, es poder tratar de conseguir que esta situación se revierte y que lxs jóvenes tengamos una estabilidad laboral como los adulto.

Y por otro lado, más allá de nuestra propia inclusión como trabajadores en los medios, también es un desafío cómo somos representados en los medios. Muchas veces hay noticias e informes que hablan de lxs jóvenes y son retratados sin las voces de lxs protagonistas. Hay una manera de narrar la juventud de los medios de comunicación que muchas veces no nos incluye como protagonistas y creadores de ese discurso. Creo entonces que en esa doble articulación entre producir la información y ser sujeto de la información están los desafíos y hacia allí tenemos que ir para lograr un avance en ambos aspectos, y también una articulación entre esas cosas para poder hablar de un derecho completo de lxs jóvenes en los medios”.

¿Qué implica ser periodista en este contexto, y cuáles crees que son los mayores obstáculos que enfrentan?

-“Por supuesto que en un contexto así ser periodista o trabajador de prensa, y poder narrar qué es lo que está ocurriendo, es una tarea que creo que no nos vamos a olvidar quienes estamos ejerciendo en este momento. No recuerdo, bueno quizás por edad, pero estoy segura que los últimos años no hubo ningún acontecimiento que defina tanto una era como éste, y obviamente como comunicadores poder retratar eso es importantísimo. Desde el comienzo de la pandemia, acá en Argentina, fuimos declaradxs como trabajadores esenciales, y justamente por esta vocación y por esta tarea de garantizar el Derecho a la Información y la Comunicación de todxs.

Sin embargo vemos que no tuvo correlato alguno con las realidades materiales y completas de nuestros puestos de trabajo, fundamentalmente porque todxs lxs trabajadores de todo el país y de todos los ámbitos, medios públicos, privados, cooperativos, autogestivos, sufrimos algún tipo de embate de despido, cierre de medios, pago en cuotas, no pago de los sueldos, hasta poca ayuda o tarde del Estado respecto a las cooperativas o los medios autogestivo, falta de democratización de la pauta para poder seguir ejerciendo el periodismo, con lo cual hay un desfasaje muy grande entre esa declaración de esencialidad y nuestras condiciones materiales de trabajo.

Yo creo de todos modos que tenemos que seguir contando esta época pero siempre exigiendo todos esos derechos, porque realmente es muy necesario nuestra tarea en este momento, y que tenemos que hacerla en el ejercicio libre y digno de la profesión y eso es con derechos y entendiendo que lo esencial es el salario”.

Quiero retomar lo que decía Paula sobre la necesidad de que lxs pibxs podamos habitar los medios de comunicación sin intermediarios. Ahí creo que tenemos un gran desafío, en donde tenemos que repensar prácticas estructurales y cotidianas. Pero sabiendo que en pos de garantizar nuestro derecho a la comunicación, que no es ni más ni menos que nuestro derecho a ser escuchadxs y a ser nosotrxs quienes contemos nuestras realidades. Creo que ahí está sin dudas el eje principal para el fortalecimiento de nuestra democracia y para la construcción de medios más democráticos.

Para cerrar lxs invito a escuchar a Luna Lassa, integrante de Megáfono Juvenil, un programa de Radio Tortuga. A quien le pregunté sobre cuál cree que es el rol de lxs jóvenes en los medios de comunicación:

-«Me parece que el rol que tienen lxs jóvenes en los medios de comunicación es mostrar esa realidad que nos está jodiendo, esa realidad que queremos cambiar, es mostrar la lucha que estamos atravesando”.

Asumamos el desafío de construir medios más democráticos y plurales. En donde estén todas las voces. Es momento de encontrarnos, debatir y tensionar.

Sin la voz de lxs pibxs no podemos hablar de medios democráticos.