Cargando...

Economía Social, Sociedad

“Ser cooperativistas es apostar por una economía más justa, solidaria y transformadora”

Cada primer sábado de julio se conmemora en todo el mundo el “Día del Cooperativismo”, a partir de lo dispuesto en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas. En nuestro país, el cooperativismo representa el diez por ciento del Producto Bruto Interno (PBI) y en tiempos de pandemia, viene dando muestras de protagonismo solidario donde las dificultades golpean más duro. Pilar Ferrari, presidenta de la Cooperativa Fábrica de Ideas, sentencia que el cooperativismo es «un protagonista real de la economía» y no sólo una alternativa de crisis.

La Cooperativa Fábrica de Ideas sostiene medios autogestivos en Alta Gracia (Radio Tortuga 92.9, diariotortuga.com, entre otras iniciativas) desde hace más de una década. Ferrari destacó la importancia de apostar por la economía social y solidaria: “Ser cooperativistas es apostar por una economía más justa, solidaria y transformadora”.

En lo que a la Prensa y la Comunicación respecta, Ferrari postuló cuáles son los desafíos que impone este presente: “Hay que seguir fortaleciendo las experiencias colectivas que se dan gracias al conjunto de los trabajadores y trabajadoras de la prensa y la comunicación. Visibilizar la importancia de la autogestión como alternativa, tanto para preservar y dignificar las fuentes de trabajo como para honrar el ejercicio de un oficio que está ligado a derechos humanos fundamentales para la democracia y también para el desarrollo humano”.

Asimismo, subrayó que es imprescindible fortalecer los lazos entre todos los actores: “La articulación de las Cooperativas con distintas organizaciones sociales, instituciones, fundaciones y el propio Estado, es imprescindible, sobre todo en momentos de crisis; ya que todavía hay políticas públicas que no nos contemplan”.

Finalmente, respecto a esta efeméride internacional propuso “resaltar y celebrar las bases en las que se asienta el Cooperativismo: experiencias solidarias y comprometidas con sus comunidades, que se expanden a lo largo del país y que tienen un sólido sustento histórico”.

Una historia solidaria

El origen del cooperativismo como forma de economía social se suele situar en la Inglaterra de mediados del Siglo XIX con una primera cooperativa de consumo. La inmigración europea trajo a nuestro país estas ideas, que sentaron las bases para la constitución de las primeras mutuales, cooperativas, sociedades de fomento y sindicatos que se crearon en el país entre fines del siglo XIX y comienzos del XX. La consolidación y la expansión del cooperativismo en nuestro país comenzó allá por los años 1920. Precisamente, en 1926 se sanciona la primera Ley de cooperativas de la Argentina. Años después cobrarían fuerza las cooperativas de servicios en el interior del país.

Entre los años ’50 y ’60 empiezan a surgir entidades que nuclean a cooperativas, como el Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos (IMFC), fundado en 1958 y del que forma parte la Cooperativa Fábrica de Ideas. Estas entidades permitirán advertir este espíritu asociativista del cooperativismo, que no sólo vive el apoyo mutuo y la solidaridad puertas adentro, sino que lo trabaja hacia afuera generando vínculos de colaboración y sostenimiento colectivo.

El modelo económico de vaciamiento del Estado y apertura indiscriminada de las importaciones que impuso el terrorismo de Estado, a partir de 1976, atacó a la producción nacional y especialmente al sector del cooperativismo. El neoliberalismo impulsó la libre circulación y la concentración de capitales y mercancías, y un espíritu individualista, abiertamente opuesto a lo propuesto por la economía social y solidaria.

Un hito de la época fue la aprobación de la Ley de Entidades Financieras, que atacó directamente a las cajas de crédito cooperativo. La fusión de muchas de ellas en los bancos cooperativos significó una manera de resistir semejante embate. El banco Credicoop es un emergente de ese proceso, que actualmente cuenta con más de 250 filiales.

El cooperativismo de trabajo, en los últimos veinte años, ha significado una oportunidad de generación de empleos cuando los índices de desocupación, marginalidad y pobreza crecieron de manera exponencial. Empresas y fábricas vaciadas por sus dueños fueron recuperadas por sus trabajadoras y trabajadores, quienes se reinventaron como gestores colectivos de sus fuentes de trabajo a través de formas solidarias. Asimismo, programas sociales permitieron poner en marcha emprendimientos cooperativos de obra para devolver la posibilidad de trabajar a miles de argentinas y argentinos.

En el contexto de crisis y permanente transformación del periodismo que las nuevas tecnologías y la monopolización de la prensa y la comunicación impusieron en todo el mundo; el cooperativismo vive una notable expansión en los últimos años, con ejemplos de décadas que se sostienen e iniciativas que, como la Cooperativa Fábrica de Ideas, desde las grandes capitales y también desde ciudades y pueblos del interior, defienden la dignidad del trabajo y el derecho a la Información y a la Libre Expresión desde estas trincheras de la economía social y solidaria.

http://diariotortuga.com/2020/09/16/coronavirus-alta-gracia-suma-22-nuevos-casos-y-alcanza-los-285/|Coronavirus: Alta Gracia suma 22 nuevos casos y alcanza los 285; http://diariotortuga.com/2020/05/26/el-significado-de-la-luna-en-la-carta-natal/|El significado de la Luna en la carta natal; http://diariotortuga.com/2020/09/13/coronavirus-confirman-21-nuevos-casos-en-alta-gracia-y-14-en-malagueno/|Coronavirus: confirman 21 nuevos casos en Alta Gracia y 14 en Malagueño; http://diariotortuga.com/2020/09/16/alta-gracia-aumentan-los-casos-de-covid-19-pero-no-se-vuelve-atras/|Alta Gracia: Aumentan los casos de covid-19, pero no se vuelve atrás;