Cargando...

Comunicación, Violencia de Género

Necesitamos Medios con Sensibilidad de Género para Erradicar la Violencia Simbólica

Por Pilar Ferrari. Para desarmar lugares comunes que existen en los medios de comunicación respecto a temas de género y coberturas que impactan negativamente en mujeres y personas con identidades de género diversas, conversamos con la Licenciada Ana Casal, -Secretaria de Asuntos Institucionales del Consejo de la Magistratura de la Ciudad de Buenos Aires y Coordinadora del Plan SENDA, Justicia y Mujeres en situación de violencia-, quien llevó adelante junto al CISPREN y la Marea Noticias, la capacitación «Medios de comunicación con sensibilidad de género», dictado a través de la plataforma Zoom para profesionales y estudiantes de Comunicación de la provincia de Córdoba.

Actualmente urge la necesidad de promover el enfoque de género en las coberturas periodísticas para erradicar los estereotipos sexistas y discriminatorios y al mismo tiempo promover una comunicación plural y diversa con base en los derechos humanos.

Escuchar la nota completa realizada a la Licenciada Ana Casal, en Radio Tortuga 92.9, para el Magazín Informativo y Cultural «Que No Se Te Escape».

Las representaciones simbólicas que circulan en los medios masivos de comunicación, muchas veces son tendientes a generar discursos ofensivos, discriminatorios y lesivos que vulneran los derechos de terceros. Sin embargo, en nuestro país existen numerosas redes de profesionales, investigadoras, docentes y activistas que trabajan para desarticular la estructura constante de violencia simbólica patriarcal y defender el derecho a la comunicación de las mujeres y personas con identidades de género diversas.

Es necesario decir, que a pesar de que existen en nuestro país, una cantidad de normativas que intentan regular y sancionar el tratamiento irresponsable de ciertos hechos noticiosos, la violencia simbólica hacia las mujeres e identidades feminizadas se ha convertido en una modalidad constante y perceptible del ejercicio de la violencia machista. Muchas veces, suele ser inconciente, por tratarse de actos, comportamientos y hábitos naturalizados, pero que forman parte de los soportes mediáticos y los códigos periodísticos para reproducir la discriminación y las desigualdades.

Mediante la violencia simbólica los sectores dominantes mantienen su posición de poder sin recurrir a la violencia física, mediante la construcción e imposición de ciertos estereotipos, creencias, valoraciones, conductas y representaciones, luego asimilados por toda la sociedad y convertidos en su imaginario. De este modo, la dominación de un grupo sobre otro, se camufla, se hace aceptable, se legitima y se naturaliza.

Desde el año 2009 a esta parte, Argentina cuenta con la ley 26.485 que define la Violencia Mediática contra las mujeres como:

“Toda aquella publicación o difusión de mensajes e imágenes estereotipados a través de cualquier medio masivo de comunicación, que de manera directa o indirecta promueva la explotación de mujeres o sus imágenes, injurie, difame, discrimine, deshonre, humille o atente contra la dignidad de las mujeres, como así también la utilización de mujeres, adolescentes y niñas en mensajes e imágenes pornográficas, legitimando la desigualdad de trato o construya patrones socioculturales reproductores de la desigualdad o generadores de violencia contra las mujeres”

Estas prácticas, que forman parte de la violencia simbólica, se traducen en patrones estereotipados, mensajes, valores, íconos o signos que transmiten y reproducen dominación y desigualdad en las relaciones sociales, naturalizando la subordinación de la mujer en la sociedad. Cuando esto sucede en los medios de comunicación, entonces nos referimos a hechos o situaciones de violencia mediática, donde se difama, discrimina, humilla, revictimiza o atenta contra la dignidad de las mujeres y personas con identidades de género diversas.

Imagen: Portal Web El Desconcierto