Cargando...

FEMINISMO, Nacionales

El Aborto es Legal en Argentina: la Lucha Feminista conquistó un nuevo Derecho

En la madrugada del miércoles 30 de diciembre, tras doce horas de debate legislativo en el Senado de la Nación, se convirtió en Ley el Proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) que giró el Ejecutivo Nacional y que contaba con media sanción de Diputados. Se trata de una conquista largamente militada y demandada por el movimiento feminista desde hace décadas, y que se venía federalizando desde hace 15 años merced al trabajo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

«Resulta aprobado, se convierte en Ley y se gira al Poder Ejecutivo», anunció a las 04:12 del miércoles 30 de diciembre la presidenta de la Cámara de Senadores de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, quien no tuvo necesidad de desempatar en la votación, frente a un contundente resultado: 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención.

El debate, que arrancó a las 16:09 del martes 29 de diciembre, fue poco a poco anunciando la tendencia que hacia la medianoche ya se vislumbraba como irreversible, pese a que se mantenía cierta cautela. Afuera del Congreso, separadas, expectantes se hallaban las convocatorias «verdes» y «celestes», en favor del «Aborto Legal» por parte de organizaciones feministas y las autoproclamadas «Pro Vida», respectivamente.

A lo largo y a lo ancho del país, cientos de plazas sostenían respectivas vigilias; tal es el caso de lo ocurrido en la Explanada de la Estancia Jesuítica de Alta Gracia, la Plaza del Ángel de Villa Parque Santa Ana y el centro de la Ciudad de Córdoba.

El resultado final llegó tras un acuerdo para incorporar algunos retoques al proyecto a la hora de su promulgación, con el objeto de sumar los votos de algunos senadores que se hallaban indefinidos.

En 2018, la votación del debate por «Aborto Legal» en el Senado de la Nación había concluido con un resultado de 38 a 31 en favor de los opositores a la propuesta de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Los tres senadores cordobeses, Laura Rodríguez Machado, Carlos Caserio y Ernesto Martínez, votaron en favor del proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE).

Los votos positivos de Stella Olalla de Entre Ríos, Silvina García Larraburu de Río Negro, Lucila Crexell de Neuquén y Sergio Leavy de Salta, quienes estaban dentro del lote de los indefinidos en el «poroteo» previo, y de Alberto Weretilneck de Río Negro y Edgardo Kueider de Entre Ríos, quienes negociaron algunas modificaciones al texto al momento de la promulgación; fueron determinantes en la diferencia final en favor del proyecto.

Cuatro senadores estuvieron ausentes: José Alperovich por licencia (está acusado por abuso sexual), Carlos Menem por enfermedad, Adolfo Rodríguez Saá y María Clara del Valle Vega.

PRINCIPALES PUNTOS DEL PROYECTO

  • Se consagra el derecho de mujeres y personas con otras identidades de género con capacidad de gestar a decidir la interrupción del embarazo, requerir y acceder a la atención del aborto y recibir atención postaborto en los servicios del sistema de salud.
  • La iniciativa cumple los compromisos asumidos por el Estado argentino en materia de salud pública y derechos humanos
  • El aborto se permitirá hasta la semana catorce, inclusive, del proceso gestacional.
  • Fuera de ese plazo solo se podrá acceder en caso de violación, o si estuviere en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante.
  • En el caso de menores de 13 años se requiere un consentimiento informado y la asistencia de, al menos, uno de sus progenitores o representante legal.
  • Para adolescentes de entre 13 y 16 años, deberá tener un acompañante o «referente afectivo».
  • Las personas mayores de 16 años tienen plena capacidad por sí para prestar su consentimiento.
  • Previo a la realización del aborto se requiere el consentimiento informado de la persona gestante expresado por escrito.
  • El profesional de salud que deba intervenir de manera directa en la interrupción del embarazo tiene derecho a ejercer la objeción de conciencia.
  • En el caso de que una institución privada no cuente con profesionales para realizar la interrupción del embarazo deberá disponer la derivación a otra institución.
  • El personal de salud debe observar un trato digno, respetando las convicciones personales y morales de la paciente.
  • Se deberá mantener la privacidad y el derecho a la intimidad de las personas que recurran a las instituciones para pedir un aborto.
  • En los casos de violación cuyas víctimas fueran niñas o adolescente, se deberá denunciar este delito.

FUENTE Y FOTO: TÉLAM