Cargando...

Derechos Humanos, Provincia de Córdoba

Lyllan Luque destacó la continuidad de los juicios de lesa humanidad, en la antesala de la sentencia «Diedrichs – Herrera»

Lyllan Luque es abogada querellante en el juicio “Diedrichs Herrera”, cuya sentencia se leerá el lunes 22 de febrero próximo. En esta entrevista con “Que No Se Te Escape” por la Radio Tortuga 92.9, analizó las particularidades de este proceso judicial que arrancó en septiembre del año pasado y se viene desarrollando con los protocolos que la pandemia demanda. También analizó la importancia de que se trate del decimosegundo juicio por crímenes de lesa humanidad en la Provincia de Córdoba.

«El contexto de pandemia ha modificado prácticas para llevar adelante estos procesos”, manifestó la letrada, precisando que en estos juicios “es relevante el contacto y acompañamiento a les testigues, y encontrarnos en las calles”, actos que se han visto condicionados por las medidas sanitarias. “El juicio se ha llevado adelante en las mejores condiciones, pero sin esa posibilidad, que es tan relevante”, subrayó.

Agregó la reconocida abogada de Derechos Humanos que la muerte de uno de los criminales, Jorge González Navarro, evidenció la “impunidad biológica” en la que se desarrollan estos juicios, tantos años después de ocurridos los crímenes que se juzgan. Destacó, empero, que el fiscal solicitara que se reconociera a las víctimas del terrorismo de Estado, pese a no poder juzgar al victimario.

En su experiencia particular en este juicio, Lyllan Luque rescata que tuvo a su cargo la representación de la familia Soulier, “en la que nuestra acusación tenía que ver con la privación ilegítima de la libertad y sometimiento a tormentos de un bebé de cinco meses”. Otra particularidad que destacó fue que se pudo “hacer público un testimonio que ya se conocía desde 2013 y que siempre había estado boyando, vinculado a la participación de personas civiles en el proceso de represión llevado adelante por la dictadura cívico militar y eclesiástica”. En este sentido, remarcó que “cada proceso de judicialización del proceso de memoria y verdad, echa luz sobre elementos, situaciones o circunstancias que, si bien se veían asomar en otros juicios, en estos casos adquieren verdadera relevancia”.

Consultada sobre la importancia que reside en que sea éste el decimosegundo juicio por crímenes de lesa humanidad que se lleva adelante en Córdoba, Lyllan Luque recurrió al lema “más juicios, más democracia” para iniciar una reflexión. “La posibilidad de judicializar el proceso de memoria y verdad para transformarlo en Justicia, lo que ha hecho en nuestra jurisdicción en Córdoba, de 2008 hasta acá, es a través del respeto de los derechos de todas las personas sometidas a los procesos por delitos de lesa humanidad, afianzar una decisión que las Madres tomaron desde el primer momento: a partir de los instrumentos que da la democracia y la ley, todo; por fuera de la ley, por fuera de la democracia, nada”.

Aclaró que para que estos procesos judiciales se puedan materializar, se requiere no sólo el trabajo del Poder Judicial y de los abogados, “que somos parte de la cara visible de grandes grupos de trabajo”, sino también de buena parte del Estado, que asigna recursos. “Los sitios de memoria consiguen material documental o relevan testimonios”, ejemplifica y continúa: “La continuidad de los juicios de lesa humanidad tiene que ver con asignación de recursos y establecimiento de lineamientos políticos para que se sigan”. Arguye que tantos años de ir a contramano de esto, llevó a que se llegue a los juicios 40 años después y no haya a quién juzgar. “Al mismo tiempo, el proceso de Justicia ha sido un ejemplo”, apunta. Subraya que “hay muchos hechos que en estos juicios son relatados por primera vez” y que todavía hay autores, cómplices, instigadores y partícipes necesarios de crímenes de lesa humanidad que todavía no han sido juzgados. “Hay mucha complicidad civil sobre la que en Córdoba no se ha avanzado”, grafica.

Y en lo profundamente humano, finaliza su reflexión de la siguiente manera: “Los juicios aportan, clarifican quién es la víctima y quién es el victimario, pero es mucho más profundo. Es una lucha que hay que seguir dando, independientemente de cuáles sean los límites de los procesos de Justicia; que de todas formas hay que revisar constantemente. Una de las cosas valiosas que los organismos de Derechos Humanos han legado, tiene que ver con la capacidad de imaginar alternativas para conseguir justicia, para reconstruir, para sanar, para empoderar. Eso se hace con una pata en Tribunales, pero mucho más amplia”.

La sentencia del juicio «Diedrichs – Herrera» podrá seguirse virtualmente el lunes 22 de febrero a partir de las 10 de la mañana, a través de la página de YouTube del Tribunal Oral Federal en lo Criminal número 1: https://www.youtube.com/channel/UCyQJUlKhS-thgxlv-HcYTOA

Escuchá la entrevista completa en el siguiente audio:

LEER MÁS: CON DOS IMPUTADOS DE PARAVACHASCA, EL 22 DE FEBRERO SE LEERÁ LA SENTENCIA DEL JUICIO «DIEDRICHS – HERRERA» POR CRÍMENES DE LESA HUMANIDAD