El martes 15 de junio, el IPEM 82 Santiago Penna de Despeñaderos cumplió 34 años y lo celebró de manera virtual y con un puesto colocado en un comercio de la localidad. “Formación Tortuga” dialogó con la directora Claudia Patricia Carrizo, que dio cuenta de la importancia de este establecimiento para la historia de la comunidad.

El IPEM 82 de Despeñaderos fue creado en 1987 por la iniciativa de un grupo de vecinos y vecinas y de docentes de la localidad. El 15 de junio se conmemoró esa fecha a través de un homenaje en redes sociales y de una intervención artística que un grupo de ex estudiantes realizaron en un local comercial.

“La convocatoria se hizo a través de nuestras redes. Tenemos un canal de YouTube y una cuenta en Instagram, además de los grupos de WhatsApp. (…) Convocamos a todos a poner fotos, a compartir frases, a recuperar historias y a recordar su paso por la institución”, explicó Claudia Carrizo, directora del establecimiento, que añadió que para la intervención en un comercio local se utilizaron libros “aprovechando que fue el Día Internacional del Libro”.

La docente también se refirió a la importancia que tiene el IPEM 82 para Despeñaderos, puesto que fue la primera institución de nivel secundario de gestión pública en la localidad, y que hoy es una de las opciones educativas junto a la escuela privada Pío XII y la escuela PROA. A su vez, también participaron de la celebración vecinas y vecinos de Monte Ralo y de Tres Pozos Sud, donde la escuela tiene sus anexos. “Nuestra escuela tiene una matrícula de 367 estudiantes, 99 en Monte Ralo y 5 en Tres Pozos Sud”, especificó.

DESAFÍOS EN PANDEMIA

La directora del establecimiento que cuenta con las orientaciones de Informática y Economía y Administración en Despeñaderos, y de Agroambiente en Monte Ralo, hizo mención a los desafíos que viene afrontando la escuela pública en pandemia, y del debate sobre el acceso a la educación.

“En este escenario complejo donde de la noche a la mañana tuvimos que hacer frente a esta emergencia sanitaria, la escuela se trasladó al hogar de los estudiantes. La verdad es que tuvimos que trabajar con los recursos disponibles y no me refiero sólo a los dispositivos, sino a la capacidad institucional ya instalada para pensar cómo crear espacios de aprendizajes virtuales”, planteó.

“Estamos frente a una escuela nueva, que la vamos haciendo a diario, donde vamos aprendiendo; y donde el rol del equipo directivo es fundamental para organizar y guiar, establecer nuevos modos de comunicación, y considero que hoy lo importante es mantener el vínculo con las familias”, añadió.

Por último, Carrizo remarcó que la estrategia para las y los docentes es estar en constante formación, porque “quienes tenemos este hermoso oficio estamos en tensión permanente e interpelados”, ya que la pandemia visibilizó aún más “las inequidades en el acceso a la escuela”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here