Empleados de la Cooperativa de Obras Sanitarias de Alta Gracia (COSAG), realizando excavaciones por un trabajo en la esquina de Cañito y Sarmiento, se encontraron el lunes 15 de noviembre con un tramo de la acequia jesuítica que alimentaba el Tajamar. Se trata de una obra faraónica que fue entubada durante la gestión municipal del intendente Audino Vagni y que la historiadora Hilda Zagaglia viene recuperando para incorporar al conjunto histórico que es Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.

Según comentó la misma Hilda Zagaglia a este medio, se sabía que la acequia pasaba por esa esquina, pero este hallazgo lo confirma fehacientemente. Precisó que décadas atrás, la acequia estaba abierta y a la vista de la comunidad y que en los años ’80 se la decidió tapar y entubar.

Esta acequia jesuítica ha sido declarada de Interés Histórico y Cultural por la Municipalidad de Alta Gracia, y precisamente durante este mes de noviembre su historia está presente en las actividades que se vienen realizando en nuestra ciudad para conmemorar el «Día de los Afroargentinos y la Cultura Afro».

En la entrevista que mantuvo días atrás el programa «Tarde para Tirar la Toalla» con Hilda Zagaglia, la artista, comprometida con la divulgación del legado afro en nuestra ciudad, brindó detalles sobre la labor de recuperación histórica que hay detrás del rescate de las acequias jesuíticas.

La entrevista se puede escuchar completa en el siguiente link: https://ar.radiocut.fm/audiocut/hilda-zagaglia-hablo-acequias-jesuiticas-y-huella-afro/

FOTOS: HILDA ZAGAGLIA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here