Diego Rosales y Noemí Fernández sufrieron un incendio en la vivienda que alquilan la madrugada del jueves 24 de junio. En pocos días, la solidaridad de la comunidad les ha acompañado con donaciones. Ahora, esperan conseguir chapas y maderas para poder levantar la casa propia en un terreno próximo, mientras siguen vendiendo panes a la vera de la Ruta 5.

«Gracias a la solidaridad de la gente, nos estamos pudiendo acomodar en nuestra casa», manifestó Noemí a diariotortuga.com, emocionada y agradecida. «Hemos recibido ropa, frazadas, alimento, un colchón, una cama; lo único que pediríamos encarecidamente es una estufa, porque tenemos las paredes con humedad y pasamos mucho frío», dijo desde la vivienda que alquilan en Jorge Kelly (ex Calle 11) 136 de barrio Parque San Juan.

Diego, por su parte, destacó que Defensa Civil pasó con una hidrolavadora y les ayudó a quitar el tizne que había dejado el fuego, como para que se pudiera volver habitable la casa, tras las primeras horas posteriores al incendio. También agradeció a quienes han aportado harina para poder continuar con la producción de panes caseros, mientras se van reponiendo del incendio.

Finalmente, Noemí manifestó que en estos días, con maderas, chapas y material van a empezar a levantar su casa propia en un terreno que tienen en el barrio, porque a fin de mes deben dejar el lugar que habitan actualmente. En ese marco, solicitaron que quien tenga algo de material para donar, va a colaborar mucho con ello.

La pareja dejó dos números telefónicos disponibles para quien quiera y pueda colaborarles: 3547 304863 (mensajes) y 3547 528590 (llamados).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here