Vecinas y vecinos de barrio El Mirador de Alta Gracia, luego de numerosos reclamos, decidieron organizarse y colocar luminarias públicas solares que adquirieron en conjunto. Siguen reclamando al Municipio por servicios básicos.

El domingo 21 de agosto, un grupo de vecinos y vecinas de barrio El Mirador colocaron las primeras luminarias en las calles del sector.

Tras un largo derrotero reclamándole a la Municipalidad de Alta Gracia, que data desde 2017, tomaron la decisión de reunir los fondos necesarios y colocar cinco luminarias que funcionan con energía solar.

«Debido a la falta de acción del Gobierno de Alta Gracia, al que le insistimos muchas veces y con quien no hemos logrado nada, decidimos hacerlo nosotros«, expresó en diálogo con Radio Tortuga 92.9 Alfredo Martínez, del barrio.

«La idea es poner unas 15 en lugares sensibles del barrio«, proyectó el vecino.

Según informó, los fondos se reunieron con colaboración vecinal. En total destinaron unos 70 mil pesos

Cabe destacar que, según indicaron fuentes municipales, ningún barrio en Alta Gracia cuenta con luminarias que funcionen con energía solar.

Alfredo indicó que, además de mejorar la calidad de vida de las y los pobladores del lugar, la iluminación podrá facilitarle la tarea a la Policía, ante los robos que sufrieron.

«La Policía viene, tarde, y cuando viene, no encuentra las casas ni las calles por la falta de luz«, planteó.

Relación tensa

Respecto al diálogo con el Municipio, Alfredo consideró que «siempre fue malo«.

Denunció además, que desde la gestión municipal han bloqueado a vecinas y vecinos del barrio en redes sociales, y que incluso los han llamado ante publicaciones propias.

«Estamos más abocados a seguir iluminando el barrio y a que la Policía encuentre el problema. Hasta ahora no tenemos indicio de que nos digan ‘cuenten con nosotros’ para algo«, señaló ante la consulta sobre si esperan que el Municipio plantee devolver la inversión.

Además, contó que durante la última reunión que un vecino de barrio El Mirador mantuvo con representantes del gobierno de Marcos Torres Lima, surgió la propuesta municipal de que pusieran 1050 dólares por sector para extender la luminaria pública.

Martínez consideró que la idea «es una burla«, y que si bien nunca esperaron nada gratis, la sugerencia municipal es ajena a la crisis económica actual.

Por último, insistió en el reclamo de agua y luz para el barrio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here