En el marco de la investigación de la «tragedia vial» ocurrido en la Avenida Circunvalación de la provincia de Córdoba, las tres familias de las víctimas presentarán el lunes 28 de junio al Fiscal General de la ciudad una carpeta con 18 mil firmas de ciudadanas/os y de las instituciones sociales que reclaman el inmediato cambio de carátula y que Alan Amoedo vaya preso.

A continuación compartimos el comunicado de prensa que emitieron el domingo 27 de Junio las familias de las víctimas que reclaman justicia.

Recién a 40 días de “la tragedia de Circunvalación” las familias hemos podido tener acceso a los informes técnicos, pericias y autopsias. Esto nos permite afirmar que el Fiscal Tomás Casas le dio la libertad a Amoedo (el conductor homicida) sabiendo que tenía un altísimo nivel de alcohol en sangre y también que se encontraron metabolitos de cocaína en su orina; todo esto estaba en el expediente. Sumado a ello, también está claro que se manejó con total desprecio por la vida en todo momento, es decir antes, durante y después de arrollar bestialmente matando a dos personas y lesionado gravemente a otra.

¿No era suficiente para que al menos dudara si dejarlo o no en libertad?

Ahora el Fiscal Casas dice que quiere realizar una nueva pericia para saber si el auto del homicida fue “tocado” en la parte trasera, como argumentó la defensa de Amoedo. Pero nosotros, las familias que estuvimos hasta la noche en el lugar de la tragedia, sabemos perfectamente que el Vento no presentaba ningún rastro de choque; y el fiscal tiene los testimonios -contundentes- que vieron la conducción altamente peligrosa de Amoedo, adelantando vehículos por la banquina. Y en una de esas maniobras se llevó la vida de Sol y Agustín que esperaban en la banquina la grúa.

Como víctimas nos sentimos totalmente descuidados por parte del Estado. Hechos como “la tragedia de Circunvalación” no pueden catalogarse como accidentes de tránsito porque son CRÍMENES.

Por todo lo dicho, es que vamos a presentar nuestra preocupación y la de toda la sociedad al Fiscal General de Córdoba. Porque sabemos que uno de sus roles más importantes es «velar por el bienestar de la sociedad».

Las familias decimos ¡Basta de impunidad!

La tragedia

El lunes 17 de mayo de 2021, alrededor de las 16, Sol Viñolo y Fernanda Guardia llevaban más de dos horas en la banquina de Av. Circunvalación (autovía de 110 km de máxima y alcoholemia 0) esperando una grúa por un desperfecto mecánico sufrido por su auto. Al lugar había llegado minutos antes Agustín Burgos, amigo de ellas, para acompañarlas porque estaban trabajando y tenían costosos equipos de cine en el auto.

Sentados en el pasto, conversando, fueron arrollados por Alan Amoedo con su potente VW Vento, quien estaba borracho e intentó pasar a un camión por la banquina.

Alan Amoedo, el homicida, actuó conscientemente con desprecio por la vida antes, durante y después del hecho: se emborrachó, lo fue publicando en redes sociales, aceleró a fondo en una autovía de alcoholemia cero, condujo temerariamente, chocó, mató a dos personas, lesionó gravemente a otra. Se bajó del auto y no pidió auxilio ni asistió a las víctimas a pesar de los desgarradores gritos de quien estaba con vida; se escondió a mirar entre la gente.

A pesar de todo eso, insistimos, el Fiscal decidió la libertad del imputado sin escuchar, mínimamente, a la víctima que sobrevivió o las familias de Viñolo o Burgos.

Gran cantidad de organismos e instituciones públicas, como el Consejo Superior de la Universidad Nacional de Córdoba, se han pronunciado y solidarizado con el reclamo de los familiares. Cientos de familias que han vivido situaciones similares, se han unido en este reclamo de exigir un cambio en la mirada de estos hechos que no pueden seguir siendo considerados como “accidentes”, sencillamente porque no lo son.

Foto: Radio Nacional Córdoba

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here