El pasado 16 de diciembre, en la sede de la FATPREN en la Ciudad de Buenos Aires, redes nacionales de medios de comunicación presentaron públicamente la «Confederación de Medios Cooperativos y Comunitarios». El acceso justo, democrático y federal a la pauta publicitaria oficial y el cumplimiento de la Ley 26522 de Servicios de Comunicación Audiovisual, son algunos de los objetivos centrales de este flamante agrupamiento.

Integran el núcleo inaugural de esta Confederación, el Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), la Asociación de Revistas Culturales Independientes de Argentina (ARECIA), la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (FADICCRA), la Coordinadora Nacional de Televisoras Alternativas (CONTA) y la Red de Medios Digitales.

Al cierre de la presentación, el presidente de FARCO, Pablo Antonini, manifestó: “Lo que estamos fundando acá es un actor político que tenga la capacidad de plantarse y de recibir las respuestas que se necesitan, de dar la disputa en la agenda de debate público, pero también reclamando que quienes tienen la posibilidad de tomar decisiones, las tomen pensando en el conjunto de nuestro pueblo que tiene cada vez más esa necesidad de que se cuente una historia distinta”.

Antonini repasó que este agrupamiento se logra en virtud de un camino recorrido compartido: «Hemos ido encontrando puntos en común». Asimismo, subrayó: «Desde FARCO tenemos como característica histórica promover la unidad en la diversidad y unidad en la acción. Pero además y sobre todo si hacemos esto es porque no estamos pudiendo lograr que nos escuchen ni que se terminen de implementar como políticas estas demandas, pese a que en los discursos las vemos compartidas”.

Cuestionó Antonini que hay «un montón de herramientas» para resolver muchos de los problemas que enfrentan los medios cooperativos y comunitarios, a las que «no se termina de echar mano»: «No sabemos si es por falta de decisión, de audacia, por debates sin saldar dentro del propio campo popular, pero que es urgente. Porque después se nos pasa el tiempo«. Y graficó que a doce años de la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, “casi no tenemos una radio con licencia nacida en vigencia de la ley en las zonas de conflicto”, y que desde 2010, “nunca se aplicó la totalidad del Fomento para medios comunitarios y cooperativos que está previsto en esa misma ley”.

Por otro lado, Antonini consideró que “la lucha por desconcentrar, federalizar, democratizar la comunicación en Argentina está íntimamente ligada a la lucha que damos cotidianamente por llevar el plato de comida a cada casa y por defender y generar puestos dignos de trabajo en nuestros medios de comunicación«. Y subrayó en este sentido: “Qué agenda vas a disputar si tenés que complementar el laburo en el medio o lo haces de manera militante mientras vivís de tres o cuatro cosas más”. Empero, remarcó pese a estas realidades permanentes en los medios cooperativos y comunitarios, “se produce comunicación de calidad”.

“Para poder garantizar el derecho humano a la información, para poder garantizar la libertad de expresión y cambiar el mapa de medios que existe en nuestro país, es fundamental que los medios comunitarios y populares que sean reconocidos con el valor y la potencia que tienen”, aseguró Carla Gaudensi, titular de la FATPREN.

Sobre la distribución de la pauta publicitaria oficial, el vicepresidente de Fadiccra, Fernando Gómez, sostuvo que “en los últimos diez meses, se distribuyó tan injustamente como se viene distribuyendo a lo largo de su historia. Entonces, hay que construir un punto de inflexión en este tiempo”.

“Para que sea una justa y equitativa distribución de la pauta publicitaria, el sistema de distribución tiene que ser democrático y federal. Nuestra patria es lo suficientemente grande para que la relaten desde Buenos Aires y nuestro pueblo tiene una agenda demasiado urgente para que nos intenten imponer la que pretenden un puñado de grupos económicos”, señaló.

“Tenemos que disputar la distribución equitativa de la pauta publicitarita. Queremos una ley que nos determine que esta pauta corresponde a estos medios porque es inconcebible que el 50% de la pauta se la lleve solamente un 2% de los medios que sabemos que son corporaciones comunicaciones”, afirmó Marianne Pecora, secretaria de Fortalecimiento de ARECIA

“Mientras Clarín recibe 92 millones de pesos por mes, las revistas culturales recibimos solamente un 0,05%. Clarín recibe 100 veces más que las revistas culturales que tenemos acceso a la pauta. Y esto pasa en todos los medios comunitarios y cooperativos”, insistió.

“Que la distribución de la pauta sea justa, igualitaria, equitativa, porque eso significa federalizar las comunicaciones, fortalecer la democracia y darle dignidad a los trabajadores y trabajadoras de la comunicación popular de todo el país”, enfatizó Malena González, de la Red de Medios Digitales.

“Hoy es injusta, desigual y queremos que eso cambie más pronto que tarde porque también estamos creyendo en un proyecto político que está tomando las riendas de la Nación. Por eso consideramos que es un momento oportuno ponerlo esto delante de todos y todas”, añadió.

En el acto también expresaron su apoyo representantes de la CTA Autónoma, la CGT, el Sindicato de Camioneros y la Federación Gráfica Bonaerense.

En tanto, Alejandro Schiaffino, de la Coordinadora Nacional de Televisoras Alternativas, también se refirió a los “permanentes y sostenidos incumplimientos de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual” desde su sanción, y ejemplificó con una situación judicial entre la cooperativa de trabajo Pares TV y TRISA, empresa del Grupo Clarín “que no nos permite la transmisión para nuestra área de cobertura en el Partido de Lujan poder transmitir de forma abierta y gratuita, como lo indica nuestra licencia, los partidos que disputa el primer equipo del Club Social y Deportivo Flandria”.

Esa situación, que hoy está en la justicia, “requiere de una decisión política de que se aplique un artículo, el 77, que prevé año a año la conformación de un listado de eventos de interés relevante que garantice, en este caso, a un hincha de Flandria acceder a los partidos de fútbol que, quien tiene los derechos televisivos, no transmite”.

“Sigue privando el negocio sobre el derecho de las audiencias”, comentó.

FUENTE Y FOTO: Agencia FARCO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here