La trabajadora social Noemí Oliverio integra el Área de Familia de la Municipalidad desde que nació hace 14 años y en la actualidad tiene a su cargo la coordinación. Entrevistada por el programa «Tarde para Tirar la Toalla» de la Radio Tortuga 92.9, se mostró preocupada por el incremento de los casos de violencia de género y las denuncias por abuso en Alta Gracia; aunque destacó que en los últimos años las jóvenes se unen para problematizar los noviazgos violentos.

RADIO TORTUGA (RT): ¿Qué características tiene el Área de Familia, que le ha permitido sostenerse en el tiempo durante 14 años?

NOEMÍ OLIVERIO (NO): El trabajo en equipo es lo más importante y fuerte que tenemos. Un equipo de profesionales comprometidas que amamos el trabajo que hacemos, que realmente estamos todo el tiempo pensando estrategias, dándonos el tiempo para pensar las problemáticas que van apareciendo. Eso nos ha permitido sostener el trabajo y convencer a otros del trabajo que hacemos. Se ha visto en estos 14 años y se ha valorado y por eso podemos continuar. Más allá de que, obviamente, las luchas que las mujeres venimos realizando para instalar en las agendas de política pública todas las temáticas de género también ha crecido.

RT: Vos estás desde el principio. Han cambiado miradas sobre las familias y la cuestión de género. ¿Qué objetivo tenía el Área de Familia hace 14 años? ¿Para qué se creó?

NO: Estamos revisando y reviendo el protocolo de actuación que armamos entre 2009 y 2011, con todos los actores sociales de la comunidad: las escuelas, la policía, la justicia. Hoy nos preguntamos cómo pudimos poner tal o cuál cosa, porque nos estamos replanteando conceptos. Originalmente fue el tema de la violencia de género y el maltrato, la desigualdad para con las mujeres. Luego se sumó la vulneración de derechos de niños, niñas y jóvenes y por eso nos constituimos como área local de niñez. Son dos temáticas muy relacionadas.

RT: ¿Hoy con qué situaciones se encuentran todos los días?

NO: En relación a la violencia de género, hemos tenido un gran trabajo en la visibilización del espacio para que las mujeres puedan acercarse a poner en conocimiento situaciones de este tipo.

RT: ¿Hay un reconocimiento social de que existe el Área de Familia como tal?

NO: Ahora sí. Fue un proceso de 14 años, pero es un espacio reconocido. Además, se sumó ahora el Punto Mujer que nos dio más visibilidad. Algo que también fuimos replanteando es que hacíamos un trabajo interno y en la reserva de ser muy respetuosos y no exponer a las personas que se acercaban al área; trabajábamos mucho para adentro y a veces costó visibilizar. Hoy sobre todo las mujeres jóvenes, niñas, adolescentes, se acercan. Ése fue un cambio de los últimos años; las jóvenes salían de la escuela y se acercaban al Área a plantear alguna situación.

RT: ¿Con las mujeres mayores no pasaba?

NO: Costó más, pero ahora hay más acercamiento. Las chicas se acompañan, se acercan con casos de violencia en los noviazgos, que lo hemos tratado mucho en las escuelas. Es algo interesante en nuestra evolución.

RT: ¿Qué lleva a las chicas jóvenes a romper con esa dificultad de reconocer el problema y dar el paso de acercarse colectivamente?

NO: Circula la información, se puede hablar de estos temas. Antes se tapaba, se escondía, era puertas adentro; estaba la culpa, la vergüenza. Hoy aparecen personalidades reconocidas a hablar de estos temas, uno empieza a verse en el otro. Sentís confianza. Que se hable del tema está bueno.

Noemí Oliverio reconoce que además del equipo fortalecido que sostienen, también es responsable de este sostenimiento del Área de Familia, la red que han ido armando. “Seguimos articulando con todas las instituciones de muy buena manera”, manifiesta ligando el presente con aquella primera experiencia de 2009 en la que se empezaba a tejer un protocolo de abordaje común para dar respuesta a los casos de violencia de género. “Contamos con el apoyo y la disposición de todas las instituciones, la justicia, la jueza, los fiscales, la policía, el equipo del botón antipánico. Y desde siempre y ahora más formal, las promotoras comunitarias, que son las referentes barriales que están en el territorio. La charla con ellas es importante. Toda esa red ha demandado un trabajo de muchos años de generar confianza e ir dando respuestas”, completa detalladamente.

Oliverio destaca también que “se intentó trabajar siempre desde un lugar de mucho respeto” y que una de las premisas que han tenido siempre es “creerle a las personas que se acercan al Área” y jamás poner en duda sus testimonios. “Desde ahí empieza el acompañamiento, que es un proceso de estar con el otro”, indicó, reconociendo además que las diversas gestiones municipales, y en general toda la esfera política, “nos han dejado trabajar y han entendido el lugar desde donde trabajamos”. Señaló en este sentido que “a veces, entre los cuadros técnicos y los cuadros políticos no hay una buena comunicación ni entendimiento”; y que en este caso, “hemos logrado que se nos respete y valore el trabajo que hacemos”.

Noemí Oliverio señaló con preocupación que un emergente de este tiempo son las denuncias de casos de abuso infantil. “Hay distintas instancias de intervención. Durante la presencialidad, las escuelas son un gran referente para trabajar todo lo que tiene que ver con vulneración de derechos de niños, niñas y adolescentes; así que tenemos un ida y vuelta importante. Con la virtualidad se complicó un poco más. Por suerte, esta visibilidad que tiene el Área, hace que la gente se vaya acercando. Lamentablemente, así como hemos visto el destape y la posibilidad de poner en conocimiento situaciones de violencia, hoy está pasando lo mismo con los abusos”, explicó la profesional.

“Es dolorosísimo saber la cantidad de abusos que suceden”, expresó, aclarando que muchas familias se rehúsan a denunciar, temiendo que les quiten a las niñas y los niños. Aclaró, en este sentido, que hay diversas medidas que se toman y que se resguarda a las infancias de sus grupos familiares como última opción, cuando las graves situaciones lo demandan.

RT: ¿Qué pasa con los varones violentos?

NO: Generalmente se les suele indicar desde el tribunal una asistencia psicológica y existe desde el Polo de la Mujer un área de atención a varones y es desde ahí desde donde se los aborda. Es el único espacio para trabajar con varones violentos de la Provincia. Con la pandemia, se ha trabajado mucho desde la virtualidad.

RT: ¿Es suficiente?

NO: Históricamente, cada vez que tenemos reuniones con las distintas actrices sociales que actuamos en esto, se dice que es una pata que hay que trabajar. Haría falta empezar a formar equipos técnicos que trabajen más sobre las masculinidades. Desde el Ministerio de la Mujer se están haciendo capacitaciones sobre masculinidades. Pero hay que hacer un trabajo más profundo.

En la actualidad, el Área de Familia depende de la Secretaría de Salud, Desarrollo y Equidad de la Municipalidad de Alta Gracia, que encabeza Mariano Agazzi; y dentro de ella, de la Dirección de Salud que está a cargo de Daniel Ledesma. Trabaja en articulación, además, con la Subsecretaría de Género y Equidad que lidera Valeria Amateis. “Son señales que tienen que ver con poner en agenda estas problemáticas para que siga creciendo la atención a esta problemática”, analizó Oliverio.

Respecto de las denuncias por violencia de género, Noemí Oliverio manifestó con preocupación que en los primeros meses de la pandemia, registraron un aumento del 80 por ciento y que entre el resto de 2020 y lo que va de 2021, el aumento de las denuncias oscila entre un 50 y 60 por ciento. “Lo que nos sorprende es el nivel de violencia; hay casos realmente terribles. Y no solamente hablo de violencia física, sino también de hostigamiento psicológico”. Asimismo, destaca que muchas “mujeres grandes”, de 60 y 70 años, después de haber transitado muchos años de pareja, se acercan al área y se animan a hablar. Subraya que el dato es “muy significativo”.

El Área de Familia atiende de lunes a viernes, de 7 a 14 en el Dispensario Número 3 Ramón Carrillo, ubicado en Urquiza 358. También se puede llamar al 3547 662477. Aclaró Oliverio que si bien se brindan turnos, ante cualquier emergencia se puede acudir al Área para recibir atención inmediata. Quienes estén sufriendo episodios de vulnerabilidad de derechos o algún tipo de violencia, pueden además llamar a las líneas gratuitas 144 y 0800 888 9898; y si la situación de violencia lo amerita, recurrir directamente a la Policía, llamando al 911.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here