El femicidio de la agente de la Policía provincial Carolina Figueroa, a manos de su pareja, también policía, Carlos Suárez, sacudió a la Ciudad de Alta Gracia el domingo último. “Formación Tortuga” entrevistó al fiscal Alejandro Peralta Otonello, quien brindó detalles oficiales sobre este trágico episodio.

Escuchá la nota completa: https://radiocut.fm/audiocut/fiscal-alejandro-peralta-otonello-se-refiere-al-femicidio-carolina-figueroa/

RADIO TORTUGA (RT): ¿Qué precisiones se tienen hasta el momento sobre este caso?

ALEJANDRO PERALTA OTONELLO (APO): En las primeras horas del día domingo se produjo este trágico hecho donde una mujer encontró la muerte a partir de disparos de arma de fuego que le efectuara su pareja, que prestaba servicio en la policía de la provincia. Después de darle muerte, aparentemente se dirigió en un vehículo de su propiedad al cementerio de La Paloma acá en Alta Gracia, y se dirigió a la zona donde estaba aparentemente enterrado su padre. Se mantuvo inalterable el lugar, acudió obviamente el personal policial, que está realmente conmocionado por la situación que se suscitó y sobre todo por el fallecimiento de esta joven que era personal policial, que había sido distinguida hace poco tiempo por su labor en comunicaciones. Se pidió colaboración a la policía judicial y con el avance de algunos días, con el protocolo de autopsia y otras medidas de prueba que se incorporaron se empezó a fortalecer la hipótesis de que se trataría de un homicidio, legalmente se corresponde a un femicidio, por el vínculo y por violencia de género, con un posterior suicidio por parte del autor de ese hecho.

RT: ¿Se sabe en qué circunstancias se produjo el femicidio de la agente Carolina Figueroa?

APO: Por la información que tenemos en el sumario y algunos dichos de vecinos, se habría producido una discusión en el interior del domicilio de esta pareja. Lamentablemente, por las consecuencias emocionales que va a tener, había una hija de la pareja presente en el lugar al momento de este desenlace trágico. Tendría unos veinte años y desde el mismo momento en que ocurrió el hecho se ha tratado de preservar y darle contención psicológica por parte de los profesionales tanto del ministerio de la mujer, como de la Municipalidad de Alta Gracia. En el caso puntual de esta joven, habría estado presente al momento del hecho, por lo cual va a ser quien oportunamente, cuando pueda declarar, nos de precisiones de lo que pasó. No está confirmado, porque aún no están los informes balísticos, pero en principio por lo que tenemos en el sumario sería el arma provista por la institución la que habría utilizado este efectivo para quitarle la vida a su pareja y luego producir su propia muerte.

RT: Hay observatorios sobre violencia de género que ponen el foco sobre esta situación: de los 14 femicidios que en el transcurso del año se produjeron en la Provincia, en cuatro están involucrados integrantes de las fuerzas de seguridad y que en estos cuatro casos se usó el arma reglamentaria. ¿Cuál es su apreciación sobre este dato?

APO: Los observatorios, que hay varios, que están realizando seguimiento de estos hechos relativos a violencia familiar y de género, quizás genere la discusión sobre el hecho de la provisión de las armas por parte de las distintas instituciones. Trato de relacionarlo con este dato. La ley 9283, que data del año 2006, fue producto de un hecho puntual que se produjo el 14 de febrero de 2006, donde un policía retirado, Rosario Cándido González se llamaba, mató a sus cuatro hijos y después se quitó la vida. Ese episodio tan trágico provocó todo un debate en la Legislatura de Córdoba y salió esta ley. Que después con el transcurso de los años fue reformada, se incorporó la violencia de género, entre otras clases de violencia. Por aquellos años el Superior Tribunal de Justicia dispuso un formulario que es el que actualmente se utiliza, donde las víctimas cuando van a denunciar un hecho de esta naturaleza, de violencia familiar o de género, en cualquier sede judicial o policial de cualquier punto de la provincia está en la obligación de tomarle la denuncia en ese formulario. Ese formulario, que es largo, a veces tedioso, tiene un montón de ítems que ya en aquel momento se consideraron relevantes y uno de ellos es justamente si el agresor pertenece a alguna fuerza de seguridad, si tiene armas y puntualmente si hay armas en la casa, o sea no solo armas reglamentarias sino otras armas de fuego que pudiera tener el agresor. En este caso no hubo denuncias previas por lo que la violencia se produjo intramuros, lo que suele ser muy habitual y por distintos motivos. Las mujeres y los niños, que son en su inmensa mayoría las víctimas de la violencia familiar, no realizan la denuncia por falta de empoderamiento o por la asimetría que existe por los patrones culturales machistas que todos tenemos y que tenemos que hacernos cargo, y que por supuesto tenemos que seguir avanzando en transformar en realidad la igualdad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here