Artesanas y artesanos de la Plaza Solares se reúnen este miércoles 3 de agosto, por la mañana, a poner en valor sus puestos. La iniciativa se suma a una tarea de restauración y cuidado que vienen llevando adelante, y que pretenden abrir para sumar al resto de la comunidad.

Cristina Espinosa, artesana de la Plaza Solares, entrevistada en «Que No Se Te Escape», precisó que la jornada del miércoles se suma a una serie que vienen realizando, en la que pretenden «mimar» el espacio que sostienen hace años en este punto neurálgico, en pleno corazón del patrimonio histórico de la ciudad.

«Estamos más organizados y pudimos con fondos propios comprar la pintura, el thinner», destaca Espinosa sobre este presente de los cerca de 40 trabajadoras y trabajadores que ofrecen productos elaborados con sus propias manos.

Advirtió sobre el espacio: «Constantemente este espacio está siendo depredado; hay gente que se sienta en las mesadas y las desueldan, otros pintan graffitis. Van quedando cada vez más feos nuestros puestos y nosotros trabajamos en ellos. Deteriorados los puestos, les quitamos valor a las artesanías».

En contraste, subrayó este momento que encuentra a las trabajadoras y trabajadores artesanos pensando y accionando «en grupo, en manada, en tribu» para dar respuesta a esta situación. A veces también contando con apoyo municipal, reconoce.

RADIO TORTUGA (RT): ¿Cómo se encuentra la situación económica de los artesanos?

CRISTINA ESPINOSA (CE): Muy difícil. Hay mucha oferta por todos lados y no siempre es del tenor que se nos exige a nosotros por Ordenanza. En un momento, desde lo patrimonial, para quedarnos ahí se nos exigieron muchísimas cosas. En ese momento el municipio nos ayudó con los puestos. Tuvimos que hacer un reglamento interno y una ordenanza que dispone que en ese espacio somos todos artesanos.

Además de la jornada de puesta en valor prevista para el miércoles, artesanas y artesanos de la Plaza Solares están interesados en contactarse con jóvenes que formen parte de las batallas de hip hop que suelen desarrollarse en espacios del centro de la ciudad, para armar una actividad cultural en conjunto, que permita comprometer a toda la comunidad con el cuidado no sólo de los puestos, sino también de todos los bienes patrimoniales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here