El reclamo de distintas organizaciones provinciales, entre las que se encuentran Todos por Nuestros Arroyos, la Asamblea Paravachasca, y las y los vecinos de Dique Chico contra las fumigaciones, viene dando batalla en el Poder Judicial.

Organizaciones reclamaron ante el Poder Judicial cordobés por el centenar de causas ambientales frenadas.

TE PUEDE INTERESAR: EXIGEN URGENTE RESOLUCIÓN A PROBLEMAS AMBIENTALES

Se calculan más de 140 causas ambientales sin resolver”, explicó en diálogo con Radio Tortuga 92.9 Mariana Baldauf, integrante de la Mesa de Organizaciones, Comunidades Indígenas y Asambleas Socioambientales de Córdoba.

El dato surge a raíz de un relevamiento propio.

Baldauf aseguró que el tema es “bastante complejo” porque se retrotrae a muchos años atrás.

Consideró que hay un “ninguneo” y no por un tema burocrático, sino por “falta de voluntad”.

Las prioridades están puestas en favorecer emprendimientos económicos u obras públicas, que en lugar de ser para las vecinas y vecinos como nos dicen, son en realidad parte de un sistema extractivista”, aseveró.

Reclamo al Poder Judicial cordobés

El pasado 28 de julio, en Tribunales provinciales vecinas y vecinos de distintas asambleas se movilizaron para exigir “urgente atención y resolución justa” de las causas ambientales.

Baldauf también recalcó que “estamos en una emergencia socio ambiental sin precedentes en Córdoba”.

En ese marco, contó que buscan visibilizar y sensibilizar a la ciudadanía, donde entendió que hay poco margen para reflexionar frente a los “vericuetos” que imponen.

Es nuestra memoria, es la memoria de nuestros antepasados”, manifestó.

Es un daño irreversible si esto no se puede proteger”, insistió, y cuestionó al Poder Judicial de la Provincia por la lentitud de acción frente a las acciones ciudadanas que pretenden defender los recursos naturales cordobeses.

Frente a esto, es que se decidió acudir a una instancia nacional.

Reunión

Finalmente, durante la semana pasada tras la movilización, las y los manifestantes se encontraron con funcionarios judiciales.

La palabra recibir es muy amable”, consideró Baldauf, que admitió que “nos metimos al Palacio” para incomodar y exigir que se movilicen las causas o amparos ambientales.

La Ley es muy buena y es muy clara. Dice que ante un amparo o un pedido así, todo debe quedar en suspenso. Eso dice el principio precautorio”, planteó.

En otro orden, Mariana denunció que las y los militantes ambientales son golpeados en cada manifestación con un aval institucional, y que este tema también fue parte del reclamo.

Por último, destacó el proceso de unidad que se viene dando entre todas las organizaciones.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here