Con cuatro funciones en José de La Quintana, Anisacate y La Serranita, entre el 27 y el 30 de enero llega a su fin la décima edición del «Festival Internacional de Títeres Pan y Vino». Natalia Colautti, integrante del equipo organizador, realizó para esta nota un balance anticipado y repasa esta década de historia cultural.

El evento sostiene en esta décima edición, presentaciones de elencos de diversos puntos de la Argentina y también de países vecinos. Cuenta además con talleres, una feria y espectáculos musicales con artistas de la región.

Natalia Colautti, integrante del equipo de gestión del Festival desde su participación en la Fundación Hölderlin y el Espacio Abierto de José de La Quintana, a modo de balance anticipado, destacó que uno de los objetivos de la edición de este verano fue “elevar la calidad artística, traer grupos invitados desde los cuatro puntos cardinales y generar nuevas audiencias, a partir de traer grupos para públicos adultos y adolescentes”.

También destacó que se mejoró la “estructura organizativa del Festival” con un fortalecimiento del equipo de trabajo; y se sumó una parte educativa y lúdica, a través de un taller de títeres que se lleva adelante previo a las funciones.

Una fiesta popular que se abre camino

Recuerda Colautti que el origen del Festival Pan y Vino estuvo atado al objetivo de «generar encuentros, puentes, lazos, y garantizar el derecho al acceso cultural; trayendo espectáculos a los lugares más distantes». Además, «garantizar que los niños tengan acceso al teatro, porque creemos que abre las puertas de la creatividad y nos sumerge en universos de ficción que nos permite recrear nuestra realidad”.

Haciendo un recorrido por estas diez ediciones, hace un balance «sumamente positivo». Detalla: «De sólo realizarse en nuestro pueblo y sin apoyo de nadie, a llegar a realizarlo con el apoyo de comunas vecinas, a través del Corredor Cultural Paravachasca y con el apoyo del Instituto Nacional del Teatro y Festivales Argentinos, nos pone en una situación de mayor compromiso».

Y entre los hitos de esta larga década de peregrinar cultural, enumera primeramente el «poder salir de paseo con el Pan y Vino por el Valle de Paravachasca para que otras comunas vean este Festival». También retoma el hecho de «haber logrado una estructura organizativa»; y destaca como hecho significativo el «haber podido crear una fiesta popular en el pueblo».

Y se explaya: «No hay una fiesta con estas características en José de La Quintana; es una fiesta para la familia donde chicos y grandes vienen a ver teatro». Y en virtud de esto último, subraya que cada año se trabaja fuertemente en mejorar la calidad artística.

Últimas fechas

Jueves 27 de enero

ESPACIO ABIERTO (LA QUINTANA)

20:00 hs «El pícaro sueño» de compañía El Desbarranco de CABA. Para todo público. Aire libre.
22:00 hs «Títeres a cielo abierto» de Manu Mansilla y su Teatro Anticostumbrista. Para todo público. Aire libre.
23:00 hs Gran Cierre musical con Mati Acosta e Invitadas de lujo: Mumi Tubert y Pachi Lalala. Al Aire libre.

Viernes 28 de enero

PLAZA BARRIO COSTA AZUL (ANISACATE)

18:30 hs Títeres a cielo abierto. Manu Mansilla y su Teatro Anticostumbrista.

ESPACIO ABIERTO (LA QUINTANA)

22:00 hs «Coghlan» de Teresa Orelle. Compañía El Desbarranco. Para adolescentes y adultos. Sala.

Sábado 29 de enero

PLAZA BARRIO COSTA AZUL (ANISACATE)

18:30 hs El pícaro sueño. Compañía El Desbarranco de CABA.

ESPACIO ABIERTO (LA QUINTANA)

22:00 hs «Los tres propósitos del que anda cantando» de Manu Mansilla. Para todo público. Al aire libre.

Domingo 30 de enero

CALLE PEATONAL FRENTE A SEDE COMUNAL (LA SERRANITA)

20:00 hs Títeres a cielo abierto. Manu Mansilla y su Teatro Anticostumbrista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here